16 julio 2010

SUDOR



Diosss que calor más malo me brota por todos y cada uno de los poros de mi cuerpo. Sudar todo el día si no es para pegar un polvo con un chulazo de escándalo es lo peor de lo menos. Que morbo dan esos kikis en los que a un toraco le suda la espalda y le cae por ahí un chorrete como si aquello fuera un canalillo que va a desembocar a un culazo cuyas nalgas parecen dos montañas ¡¡Ay omá....!!

No hay que confundir el sudor morboso con el agua sucia y pestilente que a algunos les brota del interior convirtiéndose en un anti-ambientador andante. Cuando en verano quedas con alguien para ir a su casa a copular lo mínimo que podría hacer el susodicho es avisarte de si tiene aire acondicionado en la habitación porque en caso de no tener, aquello puede convertirse en una pesadilla peor que cuando en las discotecas no conectan el aire acondicionado para que la gente consuma más y más y salgan de ahí como una croqueta remojada.


Ahora con este bochorno es recomendable llevar siempre en el coche una muda, unas toallitas de esas del Mercadona y un poco de desodorante aunque sea Delyplus de esos de 3 por 2 euracos. Una de las ventajas de estos calores es lo que te ahorras en lubricantes y es que por ahí se desliza más fácil que cuando te tirabas por un tobogán del Agualandia del Foro de Mallorca (es que soy una antigua y sentimental, ahora ahí solo quedan unas figuras de cera muy chungas y hacen fiestas de pastillero-houseros de vez en cuando)


1 comentario:

Anónimo dijo...

Es super higienico meterse en un cuarto oscuro o cabina en verano, coges de todo.