22 julio 2011

Prohibido el top-less masculino



Debería de estar prohibido andar sin camiseta por las calles de Palma y es que un servidor no es de piedra, bueno, más que no ser de piedra soy un poco guarrete pero eso es otro cantar. La cuestión es que iba yo tranquilamente conduciendo mi utilitario por las Avenidas cuando en el semáforo de Via Alemania con General Riera estaba esperando en el paso de peatones un muchacho estupendísimo en plena flor de la vida y sin camiseta. Con unos abdominales duros y marcados y unos pectorales musculados a la par que imberbes el chiquillo esperaba para cruzar sin ser consciente de que estaba a punto de ser el responsable de un accidente con peligro de choque y explosión del vehículo conmigo dentro (y eso que no me gusta exagerar)

Por suerte y gracias a la divina providencia en el último momento he vuelto mi mirada a la calzada y me ha dado tiempo a frenar sin poder evitar mirar hacia atrás para ver por última vez al chulazo que ahí seguía inconsciente de lo que acababa de suceder. He seguido mi camino hacia el trabajo con mi paquete en un puño ¿O era el corazón? ¡¡Señor!! ¿¿Por qué me pones a prueba?? Me siento como Santa Teresa luchando contra el famoso éxtasis de ella misma.
Señor Alcalde a ver si hace como en Barcelona y tapa un poco a los chulazos por el bien de esta nuestra comunidad y porque si no al final voy a estrellarme que yo me conozco un rato largo y voy por las calles como perra en celo de esas que tienen lombrices y acaban restregándose con todos los cantos que encuentra en su camino. ¡¡Palma que hermosa eres!!


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estas cosas sólo le pueden pasar al articulista de un blog rosa. Yo, siceramente, hubiese soltado el volante para hacerle una foto.

Anónimo dijo...

...era divertido...hasta la parte de la perra cachonda con lombrices....

Anónimo dijo...

jajajaja este hombre es la leche