19 mayo 2013

Declaración contra la homofobia y en favor de la igualdad hecho por el Gobierno de Rajoy

  • El Gobierno manifiesta su compromiso con la igualdad y contra la discriminación por causa de la orientación sexual o identidad de género.
El Consejo de Ministros, a propuesta de los Ministerios de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y de Exteriores y Cooperación, ha aprobado una declaración con motivo de la celebración del Día Internacional contra la homofobia y la transfobia. En el documento, el Gobierno manifiesta su "absoluto compromiso con la igualdad, como valor superior del ordenamiento jurídico" y contra la discriminación por motivos relacionados con la orientación sexual o la identidad de género.

La declaración recuerda que la Constitución Española, en su artículo 14, proclama el derecho fundamental a la no discriminación "por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social", y establece en su artículo 9.2 que "corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, cultural y social".

Por tanto, el Gobierno, comprometido con la igualdad, expresa su determinación para seguir trabajando a nivel nacional e internacional, en la defensa de los derechos humanos y en la lucha contra cualquier forma de discriminación.

Hace veintitrés años la Organización Mundial de la Salud eliminó la homosexualidad de la clasificación internacional de enfermedades mentales. Con tal motivo, se conmemora el 17 de mayo el Día Internacional contra la homofobia y la transfobia. Pese a los avances alcanzados, las personas homosexuales y transexuales aún son víctimas de situaciones discriminatorias, "absolutamente intolerables".

Defensa en Naciones Unidas y foros internacionales
En este sentido, el Gobierno se ha comprometido a defender en Naciones Unidas y otros foros internacionales la aplicación efectiva de las normas de derechos humanos, en especial del artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: "Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos".

Igualmente, el Gobierno trabajará en el marco de la Unión Europea para promover la derogación de las leyes que en numerosos países penalizan a las personas homosexuales y transexuales. Al menos cinco países del mundo permiten la aplicación de la pena de muerte por delitos relacionados con las relaciones homosexuales consentidas entre adultos.

Asimismo, el Gobierno trabajará para promover la despatologización de la transexualidad y solicita a la Organización Mundial de la Salud su eliminación de la clasificación internacional de enfermedades mentales.
La declaración concluye con el compromiso del Gobierno para "seguir avanzando" a nivel nacional, adoptando las medidas necesarias para garantizar el disfrute de los derechos humanos por parte de todos, y para "prevenir y luchar contra la homofobia y la transfobia", mediante la información, sensibilización y la promoción de la inserción social y laboral de las personas transexuales.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Como es posible que un gobierno totalitario y homofobico nos haga creer estas declaraciones, cuando piensan lo contrario.