02 junio 2015

MALLORCA CONTRA EL TURISMO LGBT por Joan Miquel Perpinyá



España está entre los cinco países favoritos del mundo como destino de viaje de la comunidad LGBT (lesbianas, gais, transexuales y bisexuales) en Estados Unidos y entre los tres primeros de Europa. No lo digo yo. Lo aseguró la Secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, en mayo del año pasado durante la inauguración de la Convención Mundial del Turismo Gay (IGLTA) en Madrid. El turismo gay es uno de los sectores que más ingresos genera en el mundo, ya que el colectivo LGBT suele disponer de un nivel de renta más elevado y por tanto, de mayor capacidad de gasto. Así, se estima que el 10% del total de turistas mundiales son LGBT, que su nivel de consumo es un 40% superior al del resto de viajeros y que además acostumbran a viajar varias veces al año. El hecho de que la feria turística más importante que se celebra en España, Fitur, dedique un pabellón entero a este segmento da una idea muy clara de las perspectivas de negocio que genera, con un crecimiento de más del doble que el turismo general (un 3,8% anual frente al 10,3% del turismo LGBT) según la Organización Mundial del Turismo.
 
En los últimos años Ibiza ha llevado a cabo un trabajo espectacular en este sentido. El Consell de Ibiza entendió la importancia de potenciar este turismo aprovechando que la isla es un destino predilecto de la comunidad LGBT desde hace muchísimos años. Ibiza acude cada año a Fitur Gay y promociona de forma activa este tipo de turismo. En Mallorca nadie sabe ni qué es eso.
 
Con motivo del LGTBI Forum Ibiza, evento organizado por M3 Tourism Forums, la semana pasada tuve la oportunidad de conversar con el conseller de Trabajo, Comercio, Industria y Nuevas Tecnologías del Consell de Ibiza, Vicente Roig. Todos los asistentes al encuentro, muchos de ellos representantes de empresas alemanas, francesas, británicas y de fuera de Balears, percibimos la importancia que desde el Consell de Ibiza otorgan a este segmento de turistas. Durante esta pasada legislatura, el Consell gobernado por el PP, ha llevado a cabo una labor de promoción extraordinaria, con una guía específica para el turismo gay y un vídeo que dibuja muy claramente lo que quieren ser para el colectivo LGBT como destino turístico: la isla de la libertad. Por supuesto, el LGTBI Forum Ibiza fue todo un éxito y en prueba de ello ya existen fechas para la segunda edición: del 1 al 3 de junio del año próximo. ¿Dónde? En la isla de Ibiza, naturalmente, en San Antonio de Portmany.
 
Los responsables de la Conselleria de Turismo del Govern tienen la sensibilidad hacia el turismo LGBT propia de un mejillón. Lo mismo sucede con la Fundación Palma365 y con el Ajuntament de Palma. Desprecian absolutamente lo que representa el turismo gay, salvo puntuales excepciones, y esta ignorancia deliberada –y yo diría que hasta negligente– es celebrada con entusiasmo en Ibiza, Sitges, Gran Canarias, Torremolinos, Madrid y Barcelona, entre otros destinos competidores, decididamente gayfriendly.
 
No contentos con eso, la asociación Ben Amics denuncia que este año no podrá celebrarse la fiesta del Orgullo Gay 2015 al aire libre, dadas las exigencias administrativas y burocráticas que el Ajuntament de Palma ha puesto sobre la mesa. Pese a que se trata de una celebración anual que viene llevándose a cabo con gran éxito de público y participación desde hace varios años, ahora se plantean unos requisitos imposibles de cumplir.
 
Es una lástima, porque Mallorca y Palma serán noticia este verano por su determinación de asfixiar con trabas absurdas y ridículas una celebración que promueve la diversidad sexual y afectiva, la libertad y la tolerancia. Palma no tendrá su Orgullo Gay en la calle porque a unos políticos y funcionarios miopes no les da la gana. Ibiza debe plantearse seriamente otorgares una distinción turística. Miren los miles de turistas que optarán por irse a nuestra isla hermana a celebrar, allí si, el Gay Pride Ibiza, donde se estima que 50.000 personas de 50 nacionalidades distintas llenarán sus calles durante 5 días de alegría y celebración. Mallorca se lo pierde. ¡Qué torpes!
 
(Publicado en www.mallorcadiario.com)

No hay comentarios: