01 julio 2015

Agresión homófoba en Inca por parte de dos magrebies al cantante Kevin Coll



El pasado 27 de junio en Inca dos personas de origen magrebí (y si es importante el detalle) agredieron al cantante Kevin Coll en plena calle y le dieron una buena paliza por el hecho de ser homosexual. La víctima pudo zafarse de sus agresores antes de que le pegaran con una barra de hierro. 

Es importante que los inmigrantes que vengan a España vengan con la obligación de respetar las leyes y costumbres de nuestro país. Si en sus países es típico lapidar o apalear a los homosexuales es su puto problema, no el nuestro. Esperemos que la Justicia cumpla con ser justa y deporten a estos hijos de puta porque si los meten en la cárcel a los dos días ya estarán otra vez fuera haciendo de las suyas. 

Mañana jueves  BEN AMICS ha convocado una concentración a las 19:30 en la Plaza del Ajuntament de Inca. Esperemos que la ciudadanía responda y que cuanto antes aprueben una Ley contra la LGTBfobia en el Parlament de les Illes Balears muy a pesar de las opiniones de la derecha más rancia cuyo portavoz es Agustín Buades del IPFB.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No me gusta ni comparto el tinte racista y xenófobo del texto.
Marruecos es un país que aunque está atrás en cuanto a derechos y libertades del colectivo LGTB, no lapida a nadie ni por eso ni por nada.
Tiene una legislación anticuada del 62 con un artículo claramente homófobo que pena con hasta seis meses de cárcel ciertas conductas homosexuales, pero ese artículo hace muchos años que no se aplica, aunque se sigue presionando al colectivo con arrestos y multas por escándalo público y cosas por el estilo.
Osea que es un país que está como España hace unos años.
En marruecos hay muchos companeros y compañeras LGTB que sufren cada día la falta de libertades y a los que no se les hace ningún bien generalizando sobre su país y sus ciudadanos porque también se les incluye. Es lo que tiene el racismo y la xenofobia.
Y qué queréis que os diga, manchar un texto de denuncia en pro de la libertad y de la diversidad y la tolerancia de los que son diferentes con ideas claramente racistas me parece un absurdo.
Lo importante es denunciar la homofobia y la intolerancia a lo diferente venga de donde venga.
Una agresión no la lleva a cabo sólo el que la ejecuta, si no que es profucto de todas las personas que de uno u otro modo alimentan la homofobia y en eso hay que centrarse.
Si un homófobo viene a vivir a España y siente a la sociedad unida contra la homofobia no se atreverá a decir ni pío...pero si llega y ve que aquí hay tantos homófobos pues eso le da alas para hacer pública su intolerancia.
Dicho esto, espero que todo el peso de la ley caiga sobre estos homófobos intolerantes hijos de puta y que todo el peso de la presión social caiga sobre todo el que alimenta la homofobia o cualquier tipo de discriminación.
Y por supuesto que Kevin se reponga de todas las heridas.
Besos.

Anónimo dijo...

Comparto plenamente el comentario anterior.
Y por supuesto, si apalean a alguien por su orientación sexual, color de la piel o capacidades físicas o psíquicas, no "es su puto problema" porque no ocurra en España: es un problema que nos concierne a todos. la injusticia no tiene fronteras, la dignidad tampoco.

Anónimo dijo...

Siento discrepar con la opinion del primer comentario cuando afirma que si no fuese porque en españa hay homofobia, los inmigrantes no se atreveria a meterse con ninguna persona con tendencia sexual diferente a ellos. Si los inmigrantes vienen y no se integran y no les interesa ni tan siquiera la cultura que les acoge y siguen viviendo como en su pais de origen, siento mucho decirte, que tambien actuan como si estuvieran en su pais. Y eso es todo...

Anónimo dijo...

Tanto el islam como el antiguo testamento condenan a muerte la sodomía,soy racista por que le tengo aprecio a mi vida ya a mis derechos.