11 octubre 2007

VIH, cuesta abajo y sin frenos

Según un último estudio realizado en BCN y que se va a presentar próximamente entre un 20 y un 25% de los homosexuales están infectados por el VIH. Está claro que un caso así es extrapolable a Palma de Mallorca puesto que las campañas son las mismas y con la diferencia (a peor) de que aquí las campañas de prevención tienen menos incidencia que en la capital catalana. Lo más grave es que la mayor incidencia se está dando entre los jóvenes de 16 a 25 años. Justamente a los que pilla más lejos en el tiempo cuando el SIDA hizo estragos llevándose por delante a mucha gente.

Si los gays formásemos un país independiente estaríamos a niveles peores y más preocupantes que los de cualquier país africano en los que el SIDA arrasa por la falta de medicamentos. ¿Qué nos ha pasado para llegar a este punto?...

Seguramente el hecho de que los antirretrovirales hayan convertido la enfermedad de algo mortal en una enfermedad crónica es la principal causa de la relajación a la hora de tomar precauciones. Pero no nos engañemos, tener VIH no supone tomar unas pastillitas y “chim pum que bien me he quedado”. Los efectos secundarios de la medicación siguen siendo múltiples y variados. La tensión psicológica que produce el esconder ser portador del VIH no merece la pena en ninguno de los casos porque hoy por hoy no olvidemos que para la mayoría de la población tener VIH supone ser un “sidoso apestado”. Tener que acudir periódicamente a hacerte análisis y revisiones médicas tampoco es que sea de lo más chupi guay y divertido que tiene el ser seropositivo.

Aunque en Occidente es ya difícil morir de SIDA (que no imposible) si el VIH es detectado a tiempo no olvidéis que cada día mueren miles de personas en el mundo por no tener los medios a su alcance. A la hora de follar no os fiéis de NADIE, la confianza aún no se considera un método de prevención. El sexo puede ser lo más divertido y morboso que existe sin necesidad de hacerlo a pelo o tragarse hasta el último espermatozoide como si fuese aquello una comilona de relamerse los bigotes.

Que en los cuartos oscuros no haya luz no supone que se pueda hacer de todo ahí dentro. Aquello de “ojos que no ven, corazón que no siente” no sirve en este caso. Mete, saca, chupa, folla, besa, acaricia, arrodíllate, haz lo que te apetezca pero con un poco de cabeza. El susto que nos podemos llevar en pocos años será más grande que el de cuando matan a Drew Barrymore en “Scream”

Y si ya eres seropositivo no olvides que una posible re-infección puede empeorar tu salud en gran manera además de que no quieras para los demás lo que no quieres para ti. Aún así no olvides que el ÚNICO responsable de tu cuerpo y de tu salud eres TÚ. No eches balones fuera y asume que está en tus manos practicar sexo seguro. Debemos aprender a convivir con la enfermedad entre nosotros pero evitando que se extienda aún más. Respeta a los seropositivos y respétate a ti. El respeto empieza por uno mismo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Estoy cansei de ser sexy, hijas mías. Estoy aprendiendo uno poco espanol ahora on my own. Aprendo how to swear well en espanol so that puede llamar todos hijos de puta, mariquitas, comer mi coño!
PH. (Paris Hilton is back)
Quiero ir demence por ver toda gente flashy en las fotos. Gente en Palma no conocen como vestir bien.