15 marzo 2008

Javier Rodrigo de Santos nos hace ver la luz

Javier Rodrigo de Santos que ya es como de la familia…gay “of course” ha devuelto el dinero de todos que se gastó en Casa Alfredo y en unos cuantos camellos que hicieron su agosto con el ex concejal popular del Consistorio palmesano. La verdad es que no le excusa de lo que hizo con nuestro dinero pero es un ejemplo a seguir por todos aquellos políticos que han robado y robado a espuertas, llenándose los bolsillos y nunca más se supo de ese dinerito.

El señor De Santos ha volado a Madrid escapando de la vorágine informativa y pseudo-amarillista que ha provocado él mismo. Para que veamos cómo se arrepiente de sus hechos ha decidido meterse en una clínica de desintoxicación echando la culpa a las drogas de su…comportamiento. A mi la verdad es que esa explicación me deja un poco intranquilo y traumatizado.

¿A qué se refiere De Santos cuando dice que las drogas fueron las responsables de su comportamiento? ¿Quiere decir que por culpa de las drogas nos robó el dinero para seguir empolvándose la nariz? O peor aún… ¿Echa la culpa a las drogas de su pasión por los chaperitos de rabo y ojete imponente? A lo mejor cuando salga limpio de su adicción a la cocaína ya no le apetece nunca más comerse un buen rabo y sólo tendrá hambre de almejas, ostras y ubres femeninas.

La verdad es que está teoría tiene todo el día a mi cabecita dándole vueltas y más vueltas. A lo mejor es que alguien me daba drogas de pequeñito volviéndome así bujarrilla sin yo saberlo. Dejémonos de tonterías y vayamos ya en masa todos a la Capistrano. A la vez que nos curarán de adicciones politoxicómanas malísimas de la muerte nos quitarán de encima esta homosexualidad y mariquitismo que nos lleva por el camino de la perdición. Gracias Javi por ayudarnos a ver la luz…y poder salir así de este cuarto oscuro de vicio y perdición que es nuestra vida.

5 comentarios:

xisco dijo...

AMÉN

madrileño dijo...

Ya me parece raro que en este blog donde controláis todos los bares de ambiente no conozcáis a este hombre ni de vista, a ver si va a ser todo un bulo....

manu dijo...

Madrileño, este señor, se dedicaba a ir a prostibulos no a bares de ambientes, o almenos eso comentan en las noticias. Que alguien lo haya visto, seguro. Pero no mezclemos una cosa con otra.

Anónimo dijo...

Em sap greu dir-ho, però a jo em posa a mil es fulano... i només s'idea de rebentar-li es cul a un de l'Opus encara m'hi posa més. És sa veritat, mal me pesi...

Lucía dijo...

Lo de De Santos y sus gustos privados era comidilla desde hace mucho tiempo en círculos politico-periodísticos, lo que no se sospechaba era que pudiera estar costeándose las fiestas con el dinero del erario público, que pagamos todos en impuestos.
Ahora, que la devolución del dinero y el reconocimiento de su adicción son pura ironía, no es caridad, ni se le ha bajado la beata de 'La Real' para provocar su redención.
Lo que pretende es alegar que estaba bajo los efectos de la droga cuando sustrajo la calderilla, para que actúe como atenunante, y demostrar con sus actos su arrepentimiento y librarse de una pena superior a dos años para evitar la cárcel.
Vaya morro, lo que no entiendo es porqué no lo devolvió antes de que se produjera el cambio de gobierno y le pillaran, o porqué no lo gastó directamente de su bolsillo.
En fin, se constata una vez más la ligereza de algunos para tirar de los de todos en beneficio personal... y las que nos quedan
Besitos Txema