11 junio 2008

Contrarréplica de BEN AMICS - Jose (Responsable de Comunicación)

Normalmente en los medios de comunicación cuando se entrevista a un personaje público posteriormente el mismo medio suele escribir un editorial refiriéndose a la entrevista y el entrevistado no suele contestar más que en Cartas al Director o un artículo distinto pero en este caso haré una excepción publicando la contrarréplica fuera de los comentarios sin que sirva de precedente para otras ocasiones:

Querido Chemita:

Me siento directamente atacado por este torpedo nuclear que has mandado porque soy uno de los seis miembros de la actual Junta Directiva de Ben Amics, la Asociación LGTB (con la L delante) de las islas. Aunque, por supuesto, respeto tu derecho a decir y opinar lo que te salga del churro (y más siendo tu blog), creo que puedo exigir un mínimo de respeto para mí y para el resto de la Junta, partiendo de la base de que todos somos voluntarios que trabajamos en la asociación desinteresadamente por el bien de todos, incluso de aquellos que nos ponen a caer de un burro.

Me referiré todo el tiempo a la Junta porque Cristina no es ni más ni menos que una miembro más de este equipo. Quizá su pecado fue aceptar una responsabilidad que nadie más estaba dispuesto a asumir. Creo que es bueno que esto se sepa porque, de no ser por ella, hoy Ben Amics no tendría Presidencia.

Creo que la carta es un ataque directo a la asociación y no a su trabajo, ya que en una entrevista mínima es imposible dar cuenta de todo lo que se llega a hacer con tan poquito. Hay gente que se está dejando los cuernos para que Ben Amics siga vivo. Hoy en día (quizá no debería decir esto pero más de uno necesita oírlo) nuestra prioridad no es el VIH, ni la visibilidad lésbica, sino sobrevivir. Sólo el hecho de que Ben Amics siga existiendo ya es un mérito que hay que reconocer a los que estamos ahí, a diferencia de otros muchos que se dedican a mirar en el mejor de los casos y a criticar en el peor.

Además, me pregunto hasta qué punto tiene derecho alguien que no es socio de Ben Amics, ni voluntario, ni nada de nada (sea Chema o Pepita la del pueblo) a tirar por tierra ese trabajo desinteresado del que hablo y que, créeme, es mucho y muy poco gratificante casi siempre.

Sobre las prioridades (lesbianas Vs. VIH), decir que no existe esa confrontación. Ben Amics tiene en marcha desde hace mucho un programa de salud integral y prevención de VIH que cuesta mucho esfuerzo mantener. Si alguien considera que lo que se hace no es suficiente, estaremos encantados de que venga algún día a repartir condones o a atender las muchas consultas sobre salud sexual que recibimos.


Quiero aclarar también que la actual Junta se presentó a las elecciones de la asociación con un programa de objetivos. La Asamblea (que es el máximo órgano de decisión) apoyó por unanimidad ese programa, en el que se hablaba de la necesidad de apoyar a los grupos menos visibles del colectivo, es decir, lesbianas, transexuales y bisexuales.

Cito tu carta: "Mientras usted y su Junta Directiva sigan perdiendo el tiempo de reunión en reunión y tomando cafetitos en el local de Ben Amics y haciendo charlas que se han demostrado ser un maldito fracaso...". Por ahí sí que no, Chema. Siento ponerme duro pero no pienso tolerarte, por muchos miles de visitas que reciba tu blog y por muy popular que puedas ser, que insultes la dedicación de todos nosotros. Creo que te has pasado siete pueblos. Si nos conocer un poco, y me parece que sí, sabes que eso no es cierto y que en Ben Amics se trabaja mucho, más o menos acertadamente, pero se trabaja, no se toman cafetitos.

Por lo pronto, este año vamos a sacar el Orgullo LGTB a la calle. Algo que puede parecer una bobada pero que lleva una cantidad de curro que pocos podéis llegar a imaginaros.

En cuanto a la "complacencia con los políticos del 'Pacte de Progrés'", he de admitir que el colectivo LGTB en su conjunto peca de excesivo agradecimiento a la izquierda. Al menos es lo que yo opino. Sin embargo, cualquier persona que conozca un poco el asociacionismo sabrá que no se puede crear una confrontación directa sin dar un margen de confianza. Es cierto que la lentitud y las tibiezas de los nuevos gobiernos nos han defraudado a muchos, pero también es verdad que las cosas han cambiado algo, que nos escuchan y que han empezado a hacer cosas, desde un ciclo de conferencias sobre lgtbfobia, hasta colaboración económica con el Orgullo. Veremos si siguen en la misma senda y las cosas mejoran o si, por el contrario, se confirman nuestros temores de que todos son iguales y hay que tomar medidas. Yo me comprometo a ser crítico y estar vigilante si no cumplen lo prometido para dar caña de la buena.

Aunque quería no tocar el tema por respeto, he de decir, sobre las infecciones por VIH, que no se puede culpar a Ben Amics ni al Govern ni a la OMS de la imprudencia de la gente. Nosotros podemos hacer campañas y repartir condones, pero no podemos ponérselos en la polla a los niñatos inconscientes que se empeñan en exponerse. Todos sabemos muy bien lo que hay y debemos responsabilizarnos de nuestros propios actos.

Y acerca de la obligación de las instituciones, si esperas que pongan un educador sexual en cada cuarto oscuro a dar charlitas, vas listo. Ni pueden ni deben hacerlo.

(…)

Concluyo haciendo algo de autocrítica, confiando en que el nuevo equipo logre llevar a la práctica todas las ideas que tiene, que son muchas y buenas. Admito que quizá existe algo de inmovilismo en Ben Amics, pero no se le puede pedir más a quien da lo que tiene.

E insisto, si alguien cree que puede hacerlo mejor, tiene las puertas abiertas para venir a echar una mano.

5 comentarios:

Jose - Comunicación Ben Amics dijo...

Gracias por hacer esta excepción y publicar mi respuesta como una entrada nueva. Es un gesto que te honra. Espero que sirva para que muchos y muchas sepan que, aunque no hagamos mucho ruido, en Ben Amics hay gente trabajando por el bien de todos.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

¿A qué se debe esa insistencia en "sobrevivir" por parte de la junta directiva de la asociación?
Hoy por hoy la asociación es totalmente reemplazable. Sólo basta con que el gobern dedique una subvención para poner un teléfono gratuito 24horas para consultas y problemas gays/lésbicos en todas las baleares y ya está.
Lo reuniones, fiestas, cenas, charlas... lo hace la gente diariamente sin necesidad de meterse en ninguna asociación.

Anónimo dijo...

Suscribo totalmente lo dicho arriba.
Creo que el director de Ben amics debería ser el tal José, el responsable de comunicación de la asociación, o que éste asesore mejor a la susodicha.
Hay un abismo entre lo dicho por José y lo recogido en la entrevista a Cristina.

Anónimo dijo...

En fin...a mi todo esto me suena a vendetta...mmmm ver si hay algo personal detrás de esto...

Anónimo dijo...

Una cosilla,
Tengo entendido que el sr. Xicosé, el cual se llena la boca, hablando de trabajar "desinteresadamente" por el colectivo LGTB, está vinculado a la entidad mediante un contrato indefinido, al igual que el sr, Camacho, ambos miembros de la junta directiva. No digo que no invierta horas en que Benamics salga a delante, pero que no nos venga con el cuento del voluntariado, o el trabajo no remunerado porqué estos señores estan "cobrando" por realizar las funciones que se les han asignado. No trabajan por amor al arte desde luego, y ellos son los principales interesados en que benamics no se vaya tomar puñetas, aunque visto lo visto, lo estan haciendo del culo.
Adéu!!!