28 febrero 2009

Ligar en tiempos de CRISIS

Se dice que el mundo lo mueve el sexo y el dinero pero es más que evidente que hasta ahora lo que realmente nos tenía activados era el capital mucho más que el “mete-saca”. Una vez que la crisis nos acucia, las ganas de ligar bajan de manera proporcional a los ingresos. Creo que me estoy metiendo en un jardín mezclando amor con cuartos. Intentaré explicarme:

Cuando las cosas nos iban mejor ¡Parece que fue ayer! ¡Ups! Es que realmente fue casi ayer. La gente cuando salía por la noche lo hacía con ánimo de pasarlo bien. El alcohol y otras sustancias menos recomendables hacían estragos en el alma, en la mente y la cartera aún así no se resentía demasiado. Los chicos se desinhibían y se entregaban al erótico-festivalismo. Dando una vuelta por el ambiente palmesano se ven parejas comiéndose los morros pero no con tanta frecuencia como a lo que nos habíamos acostumbrado

Ahora en pleno estado de casi sobriedad y con la cabeza más pendiente en otros avatares el arte de la seducción ha pasado a un segundo plano o a un tercero. Con el pedete uno se liaba con el “amor de su vida” sin darse cuenta de que realmente le estaba comiendo la boca a la más fea de la discoteca mientras los amigos se partían de risa. Actualmente pegar un kiki se está poniendo muy chungo. Además el más insospechado te pide dinero a cambio de un revolcón. Chicos de buena familia e imagen como una patena que de repente te sueltan sus tarifas por llevarte a Cuenca el viaje más largo y el más corto al Dique del Oeste sólo con la bajada de bandera. ¡Empieza la guerra de tarifas entre profesionales y amateurs!

Habrá que sacarle lo positivo a todo esto: Se buscan más los sentimientos y no sólo los movimientos. Al estar más sobrios se usa más la cabeza y es más fácil acordarse de que existen los CONDONES. Seguramente debe de haber vida más allá de los kiki-expréss…o no. Esperemos por si acaso que no bajen demasiado las reservas turísticas de cara a Mallorca para está temporada 2009 o que Dios nos pille confesados.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Que trajico todo por dios...yo creo que estás exagerando bastante jajaja pero bueno, cada uno con su situación particular. Tampoco es bueno generalizar