22 mayo 2009

El arte del TERRACEO

El terraceo es todo un arte que sólo unos cuantos dominan entre los que no me incluyo porque la verdad es que soy poco “terracista”. Hay gente que espera la llegada de los calores para sentarse en una terraza aunque sea el mes de abril y caigan chuzos de punta. Son los típicos que se pasan el invierno en las terrazas cubiertas que ponen unas estufas de estas gigantes que parecen un asador de pollos y cuando sales de ahí estás más crujiente que un muslo del KFC.


Has de tener en cuenta que ir a una terraza no es cualquier cosa y lo importante es ver y ser visto así que lo principal es dejarte hecho un pincel antes de plantarte ahí como quien no quiere la cosa y que te arranquen la piel a base de ponerte verde y criticarte. Hay unos cuantos puntos básicos que no debes olvidar:


1) Aprende a modelar. La terraza es como una pasarela. Recuerda que el momento más importante es el de la llegada y el momento de la partida pues todas las miradas se posarán en ti. Van a ser tus diez segundos de gloria de la noche para lo bueno y para lo malo. Todo lo que ocurra en estos segundos será crucial para tocar el cielo o acabar en lo más profundo de un pozo cubierto de escombros y podredumbre. Recuerda mantener la cabeza bien alta, el cuerpo erguido, no parecer demasiado altivo ni tampoco te dejes avasallar. Ponte los videos de la NY Fashion Week y de las pasarelas parisinas para saber exactamente de lo que te hablo


2) Saluda lo justo y no recorras todas las mesas aunque conozcas a mucha gente. Que sean ellas las que se levanten a saludarte y si estáis los unos por los otros y la casa sin barrer no te preocupes porque con una mirada o un guiño puedes saludar en la distancia. No bajes la guardia. Aunque creas que en algún momento no te mira nadie no aproveches para sacarte un moco o sacarte los macarrones de entre los dedos de los pies. Ese momento puede ser el principio de tu triste fin. Desde ese día puede ser que a tus espaldas te llamen La Mocos, La Macarroni y tú vayas de ingenuo por el mundo. Cuando creas que te sonrien realmente se estarán riendo.


3) El uniforme del “mari terracero” consta de una camisa o un pantalón blanco de lino para acudir a estos lugares. No hace falta ni plancharlo, tal como sale de la lavadora lo tiendes y tan ricamente te lo pones. Si lleva bordados o motivos étnico-absurdos mejor que mejor para ser un tópico de la terraza veraniega. También se puede sustituir por una camiseta medio lycrosa blanca resplandeciente aunque parezcas Moby Dick o la Presidenta de la Santa Compaña. No olvides de comprarte unas sandalias de esas que se meten entre el dedo gordo del pie y el índice haciéndote más daño que un cilicio de clavos oxidados.


4) Cuanto más moreno vayas mucho mejor. Piensa en las eliminatorias para Miss Mulata Gomilera 2009. En la playa no te pongas crema protectora, échate aceite de oliva virgen para freírte como un dátil. En las terrazas es uno de los factores que más se valora. La verdad es que es un poco ridículo ver a gente en invierno paliducha lunera y luego en verano a los mismos hechos unos conguitos. Esas fotos suyas veraniegas rondarán por sus perfiles varios, msn y feisbucs varios durante un año entero. C’est la vie. Hay que joderse. Aviso: La absurdez provoca cáncer de piel


5) Aprovecha para echarle el ojo a los turistas que más tardes verás en bares y discotecas. Si te gusta la fruta madura no esperes que lleguen al bar, la terraza es su última parada antes de subir a la habitación así que no pierdas el tiempo y lánzate a la yugular aunque no muy fuerte no sea cosa que se caiga del taburete y se rompa la cadera.


¡¡Terracea de una vez que cuando te quieras dar cuenta ya será octubre fúnebre!!


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, normalmente suelo leer tu blog y alguna vez he dado alguna opinón de lo que leo, pero creo que esta vez lo que has escrito es una completa estupidez. Te animo a que escribas más cosas, y más interesantes, cordialmente,

*X.

Anónimo dijo...

pues a mi me a encantado y me reido mucho, este chico tiene un gran sentido del humor escribiendo y ademas cosas reales de la vida aunque te puedan parecer muy absurdas,jeje, sigue asi.

Andres Jarit dijo...

Bueno, bueno, X, lo que hay que saber es diferenciar un poco lo que se esta leyendo. Cuando Jose Mari nos quiere enviar un comunicado, o anunciarnos alguna novedad, sabe tratarlo con la mayor seriedad y pulcredad posible. Con un notable alto o sobresaliente en mi opinión.

Y cuando quiere que pasemos un rato agradable y echarnos unas risas, como es el caso de este post, tambien lo hace excelentemente bien.

Esto ha sido todo y así se lo hemos contado.

Andrés Jarit

Anónimo dijo...

cada vez se lee cosas más tontas, podias cambiar ya no chemita, que esto aburre