07 diciembre 2009

1 - El gay armarizado

El gay más común en Palma es el gay armarizado. Aquel que vive su homosexualidad como se viven las hemorroides: en silencio. Viven obsesionados con que la demás gente no se dé cuenta de su homosexualidad. Su rasgo principal es el egocentrismo ya que siempre creen que les están mirando, que hablan de ellos y hacen que todo gire a su alrededor.


Para ellos Gomila es aquel barrio degradado que hay sobre el Paseo Marítimo, no lo pisan desde que iban a Factory o a las galas de tarde de Boulevard Mediterráneo. Pasaron los años y se echaron novia pensando que así se les iba a curar ese “homosexualismo” que les corroía por dentro pero la realidad era muy distinta. En el sexo heterosexual no pasan de la postura del misionero y mientras lo hacen cierran los ojos intentando imaginar que lo están haciendo con Jesús Vázquez, Darek o el chulazo de turno que les venga a la cabeza en ese momento. Mientras están en faena alguna vez le han pedido a su novia que les meta un dedito por detrás y así ya, hacer su fantasía mucho más real.


Cuando dejan a su “chati” en casa ellos se van a “cuartoscurear”, se meten en Internet para buscar rollo en el chat de Terra o el de Chueca.com o se ponen cachondos con la colección entera de películas XXX de Bel Ami. Si quedan con algún otro chico para tener sexo antes le hacen jurar sobre la Biblia que si algún día se encuentran por la calle evitarán saludarse y harán como que no se conocen so pena de muerte mortal mundial. Los que son carne de gimnasio se ponen las botas mirando y requetemirando, su rincón favorito son las duchas aunque corren el peligro de que su mirada absorta o su erección les delate.


La preocupación por ser descubiertos les provoca una angustia mayor que la de la protagonista de la película esa de “La Bruja de Blair”. Viven con los nervios a flor de piel y la susceptibilidad les lleva a ver demonios por todos lados. Para hacer su papel creíble adoptan los peores tics y gestos del machirulo ibérico. Con su interpretación de falsos heteros interiorizan una actitud cercana a la homofobia. Son capaces de humillar a sus similares y autohumillarse con el único objetivo de mantener su impecable imagen intacta.


Ir a LA DEMENCE con sus colegas es algo casi tan gay para ellos como el cumpleaños de Jorge Javier Vázquez en un bar de Chueca. Cuando su pandilla se despista en la pista ellos hacen alguna excursión a la planta de arriba o a los baños para sentirse uno más aunque tan sólo sea por unos instantes. Esos minutos de gloria se trastocan en el momento en que es descubierto por su novia o alguno de sus colegas (también llamados “brothers”)


Si no quieres quebraderos de cabeza ni que te pongan la cabeza como un bombo evita a estos elementos. El simple olor a naftalina que se les pega en su habitat puede llegar a producirte jaqueca, malestar, vómitos e impotencia. Sal del armario que te asfixia y ahoga y no dejes que te saquen a rastras con el “outing”. Recuerda que la vida es mucho más bonita viviendo fuera de un armario.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola Chemita!!

Tengo una crítica constructiva sobre este artículo; Desde mi punto de vista creo que la frase que has puesto " Mientras están en faena alguna vez le han pedido a su novia que les meta un dedito por detrás y así ya, hacer su fantasía mucho más real.", Bueno creo que por ello no podemos considerar a un tio hetero que sea un gay armarizado, más que nada, y todos los sabemos el punto G de los hombres lo teenmso ahí, es verdad que los Heteros 100% (llamemosle así ), son muy reacios a q les toquen el culo, pero la verdad que conozco unos pocos que saben disfrutar de su punto G junto a su novia en sus relaciones sexuales.
Desde mi punto de vista esta frase puede crear algo de confusión puesto que, esta clarísimo, que nuestro punto G esta en el ano, y que los tios heteros empiecen a aprender a disfrutar de esto sin prejuicios, se va notando una mejoría ya que no solo es mete y saca.

Pienso, que tal vez, si este artículo lo lee algún tio hetero que disfruta de esta practica, puede que pille algún tipo de prejuicio y se piense que por disfrutar de ello ya sea gay....

Más que nada por no crear confusiones que pq un hetero disfrute con su punto G en su ano y el dedo de su chica no signifique que ya sea Gay...Que crees?

Decirte que me motiva tu blog, ver que te curras esto sin remuneración ninguna y además que cada vez sea más como un punto de información para la sociedad gay Malloraquina, que aunk ya no viva ahí siempre quiero lo mejor para mi Roquita!

Besos!!