18 marzo 2010

Llega la primavera

¡¡Diós mío!! Ya está aquí la primavera y mi “operación bikini” es de jamón y queso con bechamel. Estoy dudando entre hacerme una liposucción o bien una lobotomía.


El invierno me ha pasado más rápido y veloz que nunca, ya me dice mi madre que cuanto más mayor me haga más rápido me pasará el tiempo. Ya estamos en marzo ventoso, faltan abril lluvioso y mayo florido y hermoso para conseguir llegar a la casilla del verano.


Con la primavera llegan las florecillas, el buen tiempo, las alergias, los turistas “atontaos” que se creían que en Mallorca se puede ir a la playa todo el año, las fiestas en casas de campo y parques acuáticos atiborradas de pastilleros, chonis y killos varios, la Semana Santa (aunque son sólo cinco días) y las depresiones primaverales entre otros.


¿Quién se puede deprimir porque llegue el buen tiempo? Cari, tú no eres depresiva, tú eres lerda y punto. Si no te gusta la primavera mallorquina vete a los Fiordos noruegos o a escalar el Everest y a ver si con un poco de suerte te quedas como una croqueta congelada.


Aquellos que se han pasado el invierno emparejados, casados o agilipollados empiezan a sentir el despertar de la carne. Cunden los divorcios, separaciones y los “sitehevistonomeacuerdo”. Nos olvidamos de que vivimos en Mallorca y de que aquí, más que en ningún sitio, quien tiene un marido tiene un tesoro.


Como somos animales de costumbres para todo ahora llegan las fiestas Flower Power, White Party y casas de camellos en el campo con fin de fiesta “by the Guardia Civil” de camino a la Capistrano. ¡Mujeres de Dios! ¡Ojala os colocaseis igual de bien laboralmente como estupefacientemente! Viva el buen tiempo y el desparrame pero ¡tranquilos! porque el Mundo no se acaba mañana y aún queda mucho por delante.


En las zonas de cruising florecen los capullos. Los hay de todos los tamaños y colores. Algunos de estos capullos repelen con su olor a los abejorros que se acercan a libarlos. Alrededor de los mejores capullos revolotean enjambres enteros (que no heteros). Déjate poseer por el espíritu de la Niña Muerta y disfruta…al aire libre.


¿Y qué pasará esta primavera en Gomila?...


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre que mencionas el verano o la llegada de la primavera lo relacionas con la infidelidad. Me parece que estás exagerando un poco bastante en lo relacionado. Yo, que tengo pareja desde hace seis años y otras parejas que conozco, no dejamos una relación porqué sí, porqué llega el verano y hay que ligar. En todo caso no digo que te pique la conciencia de hacerlo, pero de aquí a hacerlo puede pasar todo el tiempo del mundo y sigues igual. En todo caso, en sitios como Ibiza se va a ligar y no a romper con sus parejas, y aquí no hay tanto turista gay como para dejarlo todo a perder.

Truman dijo...

Los estudios no mienten en que con los calores hay mayor tendencia a la infidelidad. No quiere decir que TODO el mundo sea infiel (yo no lo he dicho) pero lo que es...es y si hay que ir...se va.

Generalizar es un pecadillo que está muy extendido, de la misma manera que decir que a Ibiza se va a ligar no creo yo que sea cierto en todos los casos. De hecho conozco muchisisisisimos casos de gente que a Ibiza van "de FIESTA" y a desparramar lo que no hacen en casa.

De todas formas los artículos humorísticos hay que tomarlos como tal y no pensar que esas son mis opiniones al 100%.

Un besote y feliz finde

La Azotea dijo...

uix pues a mi es llegar la primavera y me sube una potencia... tremenda!