21 septiembre 2010

Marketing de bareto de ambiente


Muchas veces al hablar del ambiente escucho o leo comentarios criticando a los locales por una razón o por otra y comparándolos con otros locales de Madrid, Barcelona, Londres o Cuenca. Partimos de la base de que las comparaciones son odiosas (sobretodo cuando uno lleva las de perder) pero lo que si es cierto es que muchas veces apreciamos mucho más lo de fuera que no lo que tenemos en casa (teoría también aplicable a las infidelidades de pareja).

Llevar un local de ambiente es una tarea complicada debido a la complejidad del público objetivo al que se dirige, también conocido como: LOS GAYS. Aparte de dicha dificultad que es obvia si hacemos un repaso a todos los bares y discotecas que han abierto a la vez que han cerrado en estos últimos años, la lista es interminable. Han sido muchos los que han intentado sacar tajada de la noche rosa y se han dado de bruces con la “puta realidad”

Intento hacer un recordatorio rápido de tantos fracasos empresariales e intentando ser objetivo paso a enumerar algunos de los errores que se cometieron en dichos negocios:

*No basta con poner una transformista y el disco completo de “Grandes Éxitos de Mónica Naranjo” para atraer a la clientela gay. Además también hay que puntualizar con un tío con peluca, pintado como una furcia en Carnavales y con un vestido de su abuela no es un transformista, como diría mi amigo Tito, esa es una ¡¡MAMARRACHA!!

*Existe lo que se llaman relaciones públicas que suelen ser personas capaces de arrastrar a la gente y hacerles sentir a gusto en el bar. A no ser que seas Jon Kortajarena o Mathias (el que estaba en el Lorca) nadie va a ir a verte por tu cara bonita o por tu cara, bonita. Por muy guapo y divino de la muerte que seas tú o tus camareros hace falta algo más. Tener un personal agradable y que conozca y sepa tratar al cliente es esencial

*El olor a pis y humedad no mola, bueno, o al menos no le mola a la mayoría. A los gays les gusta salir de copas en un ambiente limpio y sin truños flotando en los retretes. Tampoco nos gusta quedarnos pegados al suelo como si aquello fuera una trampa para insectas gigantes. Y por cierto, poner papel higiénico en los retretes es un detalle muy bonito y que por desgracia cada vez se está perdiendo más y más. Un mocho, un cubo y una garrafa de lejía nunca deben faltar

*Por ser gay no somos gilipollas. A estas alturas ya nadie se cree aquello de que los homosexuales somos ricos y poderosos así que a la hora de poner los precios de las copas y consumiciones varias recordad que estamos en crisis y que antes que pagar 7, 8 o 9 euros en un bareto prefiero que me atraquen por la calle y me peguen una palicita y es que puestos a joderme mejor que lo hagan verdaderos profesionales del hampa. Además el truco de poner vasos de tubo más estrechos que tubos de ensayo canta demasiado.

*El garrafón ya está super pasado de moda, es lo más out en temas de adicciones varias. Que bonito era salir alguna noche y pedirte un “gin toñi” de esos con ginebra “Lirios”. Al primer sorbo que le pegabas ya te ardía la garganta, el esófago y te mataba todos los microbios que pillaba por el camino. Al día siguiente no te acordabas ni de la mitad de la noche y eso que sólo habías tomado 3 ó 4 copas, sentías un dolor de cabeza con muchos puntos de convertirse en migraña crónica y te acordabas de la madre del camarero y le deseabas una muerte lenta y dolorosa pero de buen rollo.

*El DJ no es un artista al que los clientes van a escuchar a toda costa. Debe adaptarse al gusto del que paga y no hacerse pajas mentales pinchando la música que esa noche le sale del parrús. Por favor que no me pongan "El Venao" en LA DEMENCE ni techno-house-garage-progressive en el BLACKCAT. Un respeto, por favor.

(Continuará...)

7 comentarios:

A.b.r dijo...

No estaría de más incluir en tus próximas entregas el:

* Contratar un publicista especialista en marketing, Relaciones públicas (si, existe una carrera para esto, aunque en Madre Alberta o en Mallorca no se imparta) que se dedique a hacer un estudio de mercado y a demostrar si es viable abrir un local.

Y también añadir a un Relaciones Públicas no es una persona que atrae nada a ningún sitio. Eso es un promotor (si llega). No me pondré a explicar lo que es y lo que deja de ser un RR.PP y sus funciones porque no me bastaría el espacio de este comentario para expresarme.

xesc dijo...

Paso de los ambientes que idolatran a sus pelandrusc-transformistas stars, es como darle la razón a muchas cosas que mucha gente piensa que no la tiene. El transformismo debería ser más como parte más de la decoración del local, tipo gogo con la boca cerrada, y no el show que va de plato fuerte de la noche y que nunca cumple con sus espectativas.
También paso de los ambientes que van de super-masculinos y lo único que hay es vicio a cualquier precio.
Irse a un cafetería gay es lo mejor para mi, sin más pretensión que reunirte una tarde con amigos.

Anónimo dijo...

Puntos a añadir:

*La competencia Alternatilla. Este puede ser un término difícil de explicar, pero tiene su razón de ser y su punto importante. Hay muchos gays con ciertos gustos musicales que distan mucho de Mónica Naranjo, del petardeo variado y del techno-dance-house-progressive que tiende a ser habitual en los locales de ambiente. Hay gays que les gusta otro tipo de música. Últimamente, una serie de locales en el Marítimo han cogido las riendas de la contra oferta musical, arrastrando a sus pistas de baile a heteros, gays y todo tipo de personajes varios. Es más, los gays que tienden a visitar esos locales puede que visiten un local de Gomila 1 ó 2 veces cada tres meses... Vamos, como una incursión en terreno desconocido.

Si en la variedad está el gusto, ¿dónde está la contra oferta gay?

*La oferta; siempre he pensado que por ser gay no tienes que ser promiscuo. La promiscuidad viene en cada uno y de forma independiente. El cliché puede ser cierto o falso (no estoy discutiendo esto), pero el hecho de que haya tanta oferta sexual dentro de los Pubs de mariconeo me repatea. Cada vez que entro en uno de estos bares, me siento como en la carnicería... Todos mirándonos, tal y como una señora mira el chopped. De arriba a bajo, mira el precio kilo (nosotros medimos el índice de masa corporal) y después compra (nosotros follamos). ¿Qué es esto? Se sale pues para pasárselo bien con los amigos, beber algo, coger el chispazo y lanzarse... No creo que este tipo de locales tenga mucho futuro en las generaciones que nos siguen, es algo que se considera de mal gusto (a follar en casa). No sé... nunca me ha parecido bien que en los tiempos tan abiertos que corren tengamos que seguir saliendo en un Gaytto. (gay+ghetto), creo que ya todos tenemos el radar activado y sabemos quién es gay y quién no, y si no, pues volvamos a los pañuelos en los bolsillos o los pendientes en no sé qué lado. Que no. Que lo mejor es mezclarse con todo el mundo. Así la cosa tendrá más morrrrrrbo.

Anónimo dijo...

Marketing de bareto barato de ambiente.

El bareto o discoteca puede ser todo lo cutre que sea, pero realmente el ambiente lo hacen las personas que van y los que van, las cuatro monas solitarias de siempre, ya están muy vistas y quizás muy folladas. Salir de ambiente para buscar fast sex es triste, absurdo y sólo conduce a que vuelvas a repetir la misma acción hasta que te haya conocido medio ambiente y después si se da el caso ni te saludan para que no piensen los demás que os habéis acostado juntos. Todo muy falso, muy hipócrita y para gente que de verdad se encuentra sola y vacía en su vida y necesita meterse con la de los demás.

Creo que hay demasiada oferta para el tipo de gente que lo frecuenta.

Anónimo dijo...

Me parece muy bien lo que decís, pero decidme también si en las discotecas no gays, los gays pueden o suelen ligar. Y cómo?

Que existan lugares gays es algo de indudable utilidad, creo yo.

Y que conste que no salgo por el ambiente, pero el problema no es que exista uno o locales de ambiente, sino que lo que existe es... digámoslo así, marginal o está al margen o apartado. Y eso no gusta.

A mi juicio la única salida: Que haya un buen local de ambiente y en Pleno Paseo Marítimo. Y sin cuartos oscuros, por supuesto!!

Anónimo dijo...

Ya hay un buen local de ambiente en pleno paseo marítimo, sólo que no se llena con gente que no sale por el ambiente como tú.
A lo de salir a ligar de discoteca, creo que es un concepto que no se usa y es más un mito, cuando la gente queda por chats y perfiles o sitios de ligue al aire libre, buscando el anonimato (juas juas juas).

Anónimo dijo...

El 70% de los tios salen a ligar.
El 30% de las tías y
El 99% de los gays.

Y por alusiones (erroneas), no salir no equivale a buscar sexo por otros lados. Muchísimos gays en Mallorca (que no estamos precisamente mal), simplemente vivimos sin sexo.