23 noviembre 2010

2010 "Annus horribilis"

El año 2010 no pasará a la historia como de los mejores para el ambiente mallorquín. Parece que nos ha mirado malamente un tuerto y nos ha echado un mal de ojo (con el ojo bueno que le queda). Entre la crisis que nos está esquilmando los bolsillos, la Policía Local y Nacional que han abandonado el barrio de Gomila de la mano de Dios (y encima éste último nos odia) y las mujeres acogidas y las empleadas del piso de la FEGAIB que se han conjurado para hundir la buena imagen e impecable trayectoria de dicha asociación y su gerente (¡¡Zaaasssss en toda la boca!!) definitivamente este no es nuestro año y eso que no ha acabado todavía.


Sea como sea hay que animarse y tirar hacia adelante sea como sea. Suerte que diciembre es un mes de fiestas, puentes y jolgorios varios. Las calles se llenan de lucecitas. Llegan las cenas de empresa y los amigos invisibles (de estos últimos hay muchos más de los que nos pensamos) con regalos comprados en los chinos que no querría para sí ni una rumana gitana de Plaza de España. Acabaremos hartos de comidas familiares hasta el infinito. Nos emborracharemos, engordaremos y saldremos hasta reventar siempre con la esperanza de que el año próximo sea mucho mejor.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Qué queda abierto en Gomila? Por el face me estoy enterando de nuevos negocios gays fuera de palma que aquí no salen.