18 noviembre 2010

Detenido el secretario de la Federación de Asociaciones de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales


Detenido el encargado de un piso para mujeres maltratadas por acosarlas


X. PERIS / L. MARINA. PALMA (DIARIO DE MALLORCA) . De la sartén a las brasas. Cuatro mujeres que residían en un piso de acogida para víctimas de malos tratos denunciaron a la Policía Nacional de Palma que sufrían un constante acoso y maltrato psicológico por el encargado de la vivienda, gestionada por la Federación de Asociaciones de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales. En la denuncia manifestaron que les profería frases como "sois malas madres, no me extraña que vuestros maridos os pegaran", que les daban 50 euros semanales para la manutención de nueve personas, entre las que había tres niños, y que llegó a proponer que recogieran enseres de la calle para vender en el rastrillo o que una de las madres vendiera el carrito de su bebé para comprar comida. Y eso que la Federación había recibido una subvención de 99.000 euros de la conselleria de Asuntos Sociales por la gestión del piso. La investigación policial desembocó la semana pasada en la detención del responsable del centro, Alberto H.P., de 38 años.


El piso, bautizado como El Hilo de Ariadna, estaba ubicado en la calle Joan Massanet i Moragues de Palma. Se trataba de un proyecto de la Federación Balear de Asociaciones de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB), con el que consiguieron una subvención de 99.000 euros, para sufragar los gastos de un año y medio, y debía servir como hogar refugio para mujeres víctimas de malos tratos.

Sin apenas comida

Cuatro de las mujeres que residían en el centro acudieron el pasado 27 de julio a presentar una denuncia a la Jefatura de Policía de Palma. Explicaron que sufrían constantes malos tratos psicológico por parte del responsable del piso, Alberto H.P., que además era el secretario de la federación. Profería contra ellas frases como: "Sois malas madres, no me extraña que vuestros maridos os pegaran. Agradeced que aquí os hemos acogido, no tenéis derecho a nada".


Dijeron que Alberto H.P. les controlaba la comida. Les daba 50 euros a la semana, cantidad con la que debían cubrir la manutención de las nueve personas que residían en el piso, entre los que había tres niños, hijos de dos de las mujeres, de once, cinco y tres años. Continuamente les reprochaba que no sabían administrarse y que derrochaban la comida y el agua, por lo que solo les daba un vaso de agua al día y guardaba la comida bajo llave en la despensa.


La denuncia añade que uno de los niños llegó a enfermar de anemia. Cuando le dijeron que tenía que comer más contestó: "No pasa nada, los niños tienen reservas de sobras para aguantar. No puedo daros más comida porque España está en crisis". Como solución les planteó que recogieran enseres de la calle para venderlos en el rastrillo, o que una de las madres vendiera su carrito de bebé, y así podrían conseguir dinero para comida.


Las denunciantes añadieron que cada día las obligaba a salir del piso a las ocho de la mañana y no las dejaba volver hasta las dos de la tarde. Llegó a obligar a salir del piso a una de las mujeres cuando estaba enferma y tenía fiebre alta. Constantemente, prosigue la denuncia, las amenazaba con echarlas del piso ya que, según decía, "no cumplían el perfil requerido".


Esta situación se prolongó durante casi un año, y no lo denunciaron antes porque tanto las mujeres como los niños estaban muy asustados.


Tras recibir la denuncia, el Servicio de Atención a la Familia (SAF) de la Policía abrió una investigación que culminó la semana pasada, con la detención del encargado del piso, Alberto H.P., de 38 años, como presunto autor de un delito de coacciones y otro contra la integridad moral.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

He de contar en su defensa, que tras año y medio de convivencia de las mujeres en ese piso, no ubo nunca ningun incidente, y que las denuncias se interpusieron en el momento en que el piso por falta de presupuesto se vio obligado a cerrar las puertas, y reubicar a las mujeres y sus hijos en otros lugares.

Es muy facil molestarse por tener que cambiar de domicilio y cambiar a tus hijos de colegio, no entender que no hay dinero y enfadarte porque te cierran el grifo.
Si algo a ocurrido lo denuncias en el momento no esperas año y medio y denuncias cuando te cierran el grifo.

Anónimo dijo...

Yo me pregunto ¿Qué hace una asociación LGTB gestionando un piso de mujeres maltratadas? Me suena que les daba igual la causa LGTB y que sólo iban a por la subvención pura y dura.Daba igual que fuese para mujeres maltratadas como para recoger setas,la cuestión era sacar pasta.¿Y qué preparación tenía este chico para ser el encargado de un piso de estas características?

Anónimo dijo...

¿Hasta que te cierran el grifo?,¿No te dá vergüenza decir algo así?Deberías leer sobre la violencia de género , así entederás la situación de por que no denunciaron antes.
Esos sucesos son HORRIBLES a TODOS los efectos no tienen justificación ni defensa alguna.
Es vergonzoso que utilicen el dinero de todos para maltratar PERSONAS que se esconden de una situación de VIOLENCIA DE GENERO.Además de negar COMIDA a un niño anémico y echarlos a la calle como ganado y ¿un vaso de agua al día?...
Gestionando un dinero que realmente NO le pertenece , que ha sido destinado para AYUDAR a dichas personas.Pero destinado finalmente a beneficio propio , añadiendo además un infierno a 9 personas que ya habían tenído bastante sufrimiento.
Cada día me avergüenzo más de nuestra especie.

Anónimo dijo...

y quien te dice que todo eso sea cierto?? Vergüenza me da a mi ver como la gente condena sin esperar a la justicia

Anónimo dijo...

Peor es ver gentuza cometer estas atrocidades y que encima se piense que es "presuntamente culpable".
Te daré una notica para que aterrices en el mundo real LA CALLE ESTÁ LLENA DE MALTRATADORES ,ASESINOS Y DEMÁS CALAÑA ¿que la justicia existe?.
Deja de ver CSI y lee un poco más , quizá aprendas algo.
¿Eres amigo del "presunto maltratador" y por éso le defiendes ?¿ó directamente éres de la mísma condición que él? por que si no no tiene sentido.

Anónimo dijo...

Ni soy su amigo ni le conozco profunadamente, mas que de haberlo visto 3 veces por gomila, pero ni soy juez ni soy quien para ir juzgando a la gente.
Se hace muchisimo daño Juzgando a la gente y condeandola, pues a pesar de haber GENTUZA en el mundo tambien hay gente legal (mayoria gracias a dios) y hay mujeres que denuncian maltratos falsos y cosas mucho peores, hay malos, y buenos, malas y buenas...
CONDENAR ES COSA DE JUECES