03 diciembre 2010

Carta a unos vecinos



Queridos vecinos de El Terreno:

Meter en el mismo saco a los que se drogan, a los que salen de fiesta o a los que montan en un bar ya os retrata como personas. Seguramente muchos de nosotros conocemos el barrio muchísimo más que mucha gente que vive en él y nos sentimos más arraigados que muchas personas que sólo van a dormir.

Si de mí dependiera y tuviera pasta cogería todos los bares de ambiente y negocios y me los llevaría a otra zona de Palma y os dejaría a vosotros en vuestro barrio elegante y señorial con vuestra plaza Gomila llena de gente guapa y vecinos que salen a pasear tranquila y apaciblemente y se toman una copa en Tito’s mientras ven actuar a Sara Montiel o Marlene Dietrich.

Si en la zona ya hay edificios y locales en ruinas y llenos de escombros imagínad que sería si encima no hubiese empresarios osados que no tuvieran ahí sus negocios…porque si del Ayuntamiento o de la Asociación de Vecinos dependiera ahora mismo estaríais mucho peor de lo que estáis, vuestros pisos estarían mucho más devaluados y la delincuencia sería muchísimo mayor.

Cerrar los afters es competencia de la Policía Municipal. En época de Catalina Cirer llegaron a cerrarse pero con la llegada de la sin par Aina Calvo volvieron a florecer como capullitos en primavera y el barrio ha ido a peor pero no nos echéis la culpa a los gays. Los empresarios de Gomila son los primeros interesados en que estos negocios cierren y sean sancionados pues dan mala imagen y sólo traen problemas.

En vez de quejaros de los “listos empresarios que quieren comerse el Mundo” lo que deberíais hacer es ser mucho más agradecidos con ellos y rezar mucho mucho porque con lo mala que está la cosa seguramente irá a peor y mientras los gays podemos ir donde nos dé la gana vosotros os quedareis en un barrio sucio, degradado y lleno de delincuencia al que no querrán ir ni los gays (que ya es decir)

Atentamente

El que escribe y dirige…


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Amen

J.

juan dijo...

muy bien dicho

Anónimo dijo...

Pues vais apañados si queréis que vuelva a regenerarse la calle Joan Miró a su paso por la plaza Gomila. Sa Gerreria ha tardado 50 años, así que podéis ir tomando asiento.

No soy residente de la zona, soy gay y me importa un bledo el ambiente.