14 diciembre 2010

The LGTBig Bang Theory

La gente no va a Gomila porque dicen que no hay sitios para ir y los sitios no llenan porque dicen que no va la gente y así podríamos meternos en un bucle interminable hasta que hubiese otro Big Bang y empezásemos de nuevo la civilización LGTB a partir de organismos unicelulares (hoy en día algunos son unineuronales)

Seguramente en varios miles de años las ruinas de Gomila serán vistas como las de Numancia cuyos habitantes prefirieron quemar sus casas antes de verse invadidos por los romanos; en este caso los vecinos de Gomila prefirieron ver como su barrio moría lentamente antes de verse “invadidos” por los….¡¡GAYS!!

¿Quién tiene la solución?


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Para mí la solución sería trasladar los locales de ambiente a la zona del Sarao y Amix café, zona muy centrica aunque para los empresarios que ya han invertido en Gomila sería un sobreesfuerzo económico. Dejaría de lado a los vecinos homófobos del barrio del terreno para que vieran como se degrada cada día más su barrio. De esta forma se darían cuenta que los llamados "Maricones" hubiesemos contribuido al resurgimiento de gomila como pasó en el barrio de chueca en Madrid que anteriormente era un barrio lleno de prostitución y droga y ahora los Madrileños se pegan por comprar un piso allí. Para mí, gomila tiene los días contados, es mejor vernos tod@s por el centro. Saludos.

Anónimo dijo...

Hay que saber reinventarse. Lo que hay está caducado y es malo, no gusta, no funciona. Que por cierto, ¿qué es lo que hay?, ¿Euphoria y Demence? pues bastante bien funcionan. El problema principal, creo que viene cuando la gente tiende a comparar Palma con ciudades como Madrid o Barcelona. Hagamos lo que hagamos, son mundos diferentes, no sólo porque la mayor parte del público gay reside en estas ciudades abiertamente, sinó porque la diversidad de gente y por tanto de locales, es mucho mayor.

Tengamos visión y sentido de la unidad, cambiemos de zona (ya que si como dices, estamos creando un nuevo barrio Gay y hay que empezar de 0, porque empezarlo en una zona donde además de donde parece ser que no se nos quiere, está en ruina absoluta? vaya tontería). Muevanse, se me ocurre, a vote pronto y sin pensarlo demasiado, El Dique del Oeste, entre otras.
Gente con iniciativa y buenas ideas de locales, que seguramente fracasarán también, ya que para montar una discoteca gay hay que tener mucha valentía, ya que es cuanto menos un negocio seguro (aquí, en Palma de Mallorca), pero si nadie arriesga, nadie gana.
No es mi trabajo innovar en ello, pero para la gente que vive de esto, ahora es un momento donde apenas hay nada y donde un buen local podría funciar. Así que ánimo. Y habrá que entender que Gomila se quede vacio, es lógico, sólo hay un local gay para salir de marcha, y no llega ni a la categoría de discoteca.


Me despido,
PD: Cuando me refiero a un buen local, incluye: buena decoración, buen ambiente, buena inversión en personal cualificado, buena música un local "decente" y un local, dirigido sobretodo a un público gay, pero donde tiene cabida todo el mundo (señores, no hay ciudad que tenga locales a los que SÓLO entre la gente gay, aparte de saunas y psicolabis)
y como consejo, un portero cualificado, cuyas pintas no echen para atrás y que con un buen criterio, haga una buena selección de quien entra y no entra, eso da prestigio a un local y por otra parte, no hay mejor cosa que te prohiban la entrada a un sitio "selecto" para que hables de ello y te entren más ganas de ir.

Si alguien quiere aprovechar los consejos que he dado, son gratis ;)

P.E.

Anónimo dijo...

¿Unineuronales? ¿Sólo algunos? Si yo díría que lo son el 90%... parece que la enfermedad de la homosexualidad que nos afecta, además ataca al cerebro... menuda pandilla de gentucilla pulula la noche de ambiente mallorquina!