10 mayo 2011

España, cómplice de la homofobia en el Tercer Mundo

España y la UE deberían empezar a dejar de lado su voracidad y ambición económica desmesurada y empezar a exigir a los países del Tercer Mundo a los que ayudan económicamente respeto hacia la población LGTB. Siento asco y nauseas ante la noticia de que Uganda que es un país en el que está penada la homosexualidad se esté planteando incluir la pena de muerte en diferentes supuestos relacionados con el sexo entre iguales.

Nuestro Gobierno es cómplice de que en muchos países gays y lesbianas sean encarcelados, torturados, perseguidos, lapidados o ejecutados. Por lo visto los intereses económicos de España en el Tercer y Cuarto Mundo impiden a nuestra Ministra de Exteriores poner firmes a los gobernantes de estos países y prefiere mirar hacia otro lado mientras saca provecho nuestro Gobierno de las relaciones bilaterales con estos gobiernos corruptos, homófobos y asesinos.

El respeto a la población LGTB debería ser una condición “sine qua non” para mantener relaciones económicas y diplomáticas con cualquier país pero claro “Business is Business” aunque sea con dinero manchado de sangre y mierda. ¡¡Esto apesta!!