10 junio 2011

Investigan un caso de malversación en el piso de acogida denunciado por vejaciones

La Policía intenta aclarar si las subvenciones otorgadas a ´El Hilo de Ariadna´ se destinaron a fines particulares



DIARIO DE MALLORCA (07/05/2011) M.O.I. PALMA El grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional está investigando un presunto caso de malversación de caudales públicos en el piso de acogida para mujeres maltratadas cuyo responsable fue detenido por vejaciones y acoso. Los investigadores tratan de esclarecer si las subvenciones que recibieron los gestores de la vivienda, conocida como ´El hilo de Ariadna´ y tutelada por la Federación Balear de Asociaciones de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (Fegaib), se destinaron a usos particulares.Las pesquisas tienen su origen en las denuncias que presentaron cuatro mujeres que residían en la vivienda, quienes aseguraron que no les daban comida suficiente y que los recursos eran muy escasos. Dado que la conselleria de Asuntos Sociales había entregado una subvención de 99.000 euros a la Fegaib para el proyecto, los agentes del grupo de Delincuencia Económico han citado a declarar ya a varios testigos con el objetivo de esclarecer si este dinero público se destinó a fines privados, lo que constituiría un delito de malversación de caudales públicos.



Maltrato y acoso


Estas pesquisas se unen a las que en su día llevaron a la detención del secretario de la Fegaib y encargado del piso por acosar y vejar a las usuarias, que habían llegado allí tras sufrir malos tratos por parte de sus parejas. Cuatro de ellos denunciaron a la Policía Nacional que sufrían un constante maltrato psicológico por parte del encargado de la vivienda, quien supuestamente les profería frases como "sois malas madres, no me extraña que vuestros maridos os pegaran". Además, afirmaron que les daba 50 euros semanales para la manutención de nueve personas, entre las que había tres niños, y que llegó a proponer que recogieran enseres de la calle para vender en el rastrillo o que una de las madres vendiera el carrito de su bebé para comprar comida. El caso está siendo investigado por un juzgado de instrucción de Palma, en el que las víctimas han ratificado sus denuncias. Además, varias trabajadoras del piso han apoyado su versión.




4 comentarios:

Anónimo dijo...

Los fallos judiciales a veces sorprenden por lo inesperado pero a tenor de la noticia,...,¿se lo gastaría presuntamente en la construcción de un unifamiliar o en un negocio que no fue bien?Ha habido muchísimos casos de heteros malversadores, que no nos cuelguen un sanbenito más.

Truman dijo...

nadie cuelga el sambenito a ningún colectivo, basta ya de pensar que lo que le pasa o piensa uno sólo afecta o representa a todo u colectivo.

Esta visión tuya es simplista y homófoba

Anónimo dijo...

Pues precisamente por esto lo decía.

Anónimo dijo...

el contenido de la noticia es repugnante