07 septiembre 2011

El mundo de los apodos en el ambiente mallorquín


La ironía y el gracejo que caracterizan a la comunidad "mariquita" ha hecho que desde tiempos inmemoriales los apodos y sobrenombres hayan estado a la orden del día entre los gays y en ese sentido los mallorquines no hemos sido una excepción. En el mundo de la noche y del transformismo en particular esto es algo mucho más obvio. El caso más destacable que conozco es el de "La Fea Mala" transformista conocidísima en los 80 y 90 que para evitar que la insultaran pues ya ponía tierra de por medio insultándose a ella misma y así despacharse a gusto despellejando al público que acudía a sus actuaciones. Una transformista con un micro tiene más peligro que cualquier otra cosa en este mundo.

Otro apodo que he escuchado alguna vez es el de "La Cacas" que se refiere a la facilidad de un pasivo para manchar el miembro viril de sus "penetradores". "la Gwendolyn" a una casi mujer, "La Charazo" a una transexual que parecía Hulk, "La Gitana", "La Tamagochi" a uno bajito o "Chocolatito" a un negro, "Baguette" a uno con un pollón descomunal, etc,...y muchos más apodos que os invito a comentar aquí

Los apodos también se han puesto a grupitos o pandillas como "los Cachas", "Las Míticas", "Las Tabureteras", "Los Guays", "Las Yonkis", etc... La mayoría de veces los apodos suelen ir en femenino y también muchas veces el apodado ignora completamente que le llamen de tal o cual manera.

Cuando menos te lo esperas ya te han bautizado...

1 comentario:

Anónimo dijo...

jeje, me estoy partiendo... faltan muchos de los de siempre. La chincheta, la rancia, La chunga, etc....
Baguette me lo presentaron y tonto de mí pensé que es porque era francés. Si lo llego a saber, xD

Cuando me presentaron la Pezones... has de ir con cuidado, con esos pezones te puede sacar un ojo.