28 octubre 2011

El candidato del PSM carga como católico y gay contra el obispo


Ensenyat lamenta que la Iglesia recomiende no votar a los partidos pro matrimonio homosexual pero se abstenga de condenar a los corruptos

(DIARIO DE MALLORCA) - MATEU FERRER. PALMA La nota de los obispos españoles con sus indicaciones de voto de cara al 20-N que el prelado de Mallorca, Jesús Murgui, ha pedido que se lea en todas las parroquias este fin de semana ha indignado al candidato al Congreso por la coalición PSM-IniciativaVerds-Entesa y alcalde de Esporles, Miquel Ensenyat.

En su condición de político, católico y homosexual, Ensenyat cargó ayer contra Murgui a través de su Facebook y afirmó sentirse "consternado" de que la Iglesia de Mallorca recomiende no votar a los partidos que defienden el matrimonio entre homosexuales, pero en cambio sí "podemos votar a partidos que recortan prestaciones a los pobres para enriquecer más a los poderosos", o que "promueven guerras injustas, que venden armas y apoyan a dictadores, o han pervertido una labor tan noble como la política con su corrupción".

"Me sorprende profundamente que la Iglesia nos considere a los gays y lesbianas el principal problema en estos momentos de crisis, penurias y dolor para muchas familias de Mallorca", lamenta el candidato, quien recuerda que el 23,5% de las familias de Balears "ya vive en situación de pobreza". Ensenyat dice sentirse más identificado con el Papa Juan XXIII, que luchó contra "el moho" en la Iglesia convocando el Concilio Vaticano II, que con "movimientos reaccionarios como el Opus Dei, entre otros".