07 octubre 2011

PuTapalma


Estos días se celebra en Palma el Tapalma que es una excusa como cualquier otra para salir a ponerse gocha de comer montaditos imposibles, chistorra a la sidra e infinidad de tapas y ninguna de ellas baja en calorías. Este es un concurso de tapas que se organiza cada año por toda la ciudad y que suele ganar un local que está situado en la calle San Magín y del que no me sale del coño publicitarlo.

Esto me recuerda la fallida ruta de tapas de los jueves que se intentó organizar en Gomila este año y que acabó como el rosario de la aurora o como el coño de la Bernarda, tirándose las tapas a la cabeza y llamándose de todo menos bonita entre los dueños de los locales. Es difícil ser tan pocos y tan mal avenidos. No me cabe en la cabeza que no sean capaces de unirse en un frente común y de esta manera sacar beneficios que es imposible conseguir de manera individual pero allá cada uno con su vida y con sus cuartos.

Hay veces que si entiendo porque Gomila está como está.

No hay comentarios: