28 agosto 2012

"Prevenir es ahorrar" por Chema Ferrer

(www.ciutat.es) Hace pocos días la Asociación de Lucha contra el Sida de Baleares emitió un comunicado informando que debido a la falta de subvenciones y financiación van a tener que dejar de prestar los servicios de atención psicológica, reparto de material preventivo y realización de pruebas rápidas de detección de VIH entre otras acciones además de haber despedido en un año a todo el personal de la asociación.

Intentar tocar la fibra sensible y llegar al corazoncito de nuestro Govern y en particular del Conseller de Sanidad es tarea imposible, más que nada porque donde no hay no merece la pena buscar. En cambio cuando les hablamos de ahorrar dinero si que son todo oídos y se ponen de un receptivo que no hay quien les aguante. Tan sólo en medicación cada afectado cuesta alrededor de 10.000 euros al año, más analíticas, pruebas médicas y tratamientos varios dependiendo de la evolución de la enfermedad. Teniendo en cuenta que cada año se detectan en Baleares algo más de 100 nuevos casos es muy sencillo hacer la cuenta y darse cuenta de que ALAS lleva a cabo una labor impagable además de ahorrarle una fortuna a las arcas públicas.

El dinero que se dedica a prevención de VIH y a campañas informativas no es un gasto, es una inversión en toda regla. Por cada persona que no se contagia de VIH la Conselleria de Sanidad se ahorra un dineral considerable. Y eso que se calcula que un 30% de los infectados no son conscientes de ser portadores del VIH y por lo tanto no están siendo tratados.

No hay ninguna razón, ni económica ni humanitaria para dejar de invertir en ALAS.  Es increíble que nuestros políticos estén tan ciegos que no sean capaces de ver lo que es obvio. Teniendo un Plan Autonómico contra el SIDA ganaríamos en salud y ahorraríamos en gasto médico y farmaceútico.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Que el trato del personal sanitario sea humano, no tiene precio.