10 marzo 2013

El primer guardia civil que salió del armario reclama el cese de Fernández Díaz

 (www.servimedia.es)  Joan Miquel Perpinyà, que en 2002 se convirtió en el primer guardia civil que reconocía públicamente su homosexualidad, considera que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, es un "fanático religioso" que debe ser cesado por no respetar que el matrimonio homosexual ya es legal en España.

Perpinyà, en declaraciones a Servimedia, valoraba así que Fernández Díaz asegurase hace unos días en Roma que "la pervivencia de la especie no estaría garantizada con el matrimonio entre personas del mismo sexo". 

A este respecto, Perpinyà señaló que "lo único que exigiría de un ministro es que respetase la ley", algo que, a su juicio, "es obvio que con Fernández Díaz no se da", en referencia a la legislación vigente sobre bodas gays. En su opinión, el titular de Interior "es un ministro lenguaraz, sectario y es un fanático religioso", por lo que debería ser cesado. 

Se da la circunstancia de que Perpinyà, que fue secretario general de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), se hizo célebre en diciembre de 2002 al aparecer en la portada de la revista 'Zero', dirigida al público homosexual. Este agente fue retratado en la portada con un tricornio y el titular "Soy guardia civil y gay". 

"DEBATE ZANJADO"
En este sentido, este agente batalló al frente de AUGC por la defensa de los derechos de los homosexuales dentro de la Benemérita. Esto le llevó, por ejemplo, a reivindicar el caso de un guardia civil gay que pidió vivir dentro del cuartel con su pareja. 

Por este motivo, Perpinyà, que ya se ha retirado de la Guardia Civil, censuró las palabras de Fernández Díaz contra el matrimonio homosexual y comparó su caso con el del fiscal Martín Rodríguez Sol, que ha renunciado al cargo de responsable del Ministerio Público en Cataluña tras defender una consulta independentista en esta comunidad autónoma. 

A este respecto, este guardia civil que salió en la portada de la revista 'Zero dijo que el caso del fiscal de Cataluña es igual al del ministro, porque en ambos casos se cuestiona que estén respetando la legalidad vigente. 

Añadió, en referencia a lo dicho por Fernández Díaz, que "no pasaría nada si no fuera ministro del Interior de todos los españoles, no sólo de los del Opus Dei". Añadió que el Tribunal Constitucional ya ha refrendado el matrimonio gay, por lo que "ese debate ya debería estar zanjado desde un punto de vista legal, pero no lo está, porque lo trae el ministro del Interior en términos como si no hubiera sentencia".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo increible es que a este señor (al guardia civil) se le siga dando juego en esto, puesto que os recuerdo que ya no es guardia civil y ya no representa en ningun caso a ningun ciudadano.
Se siga escribiendo que de algo tendrá que comer.

Uno más.

Anónimo dijo...

Está buenisimo y cuando era más joven aún más... Lo que hace la envidia!!!!

Anónimo dijo...

El guardia civil que ya no lo es, la revista Zero que ya no existe y, en cambio, tenemos un ministro abiertamente homófobo y según que anónimos también haciendo la función de granos en el culo.