10 julio 2014

CHRISTIAN JESUS

Hola, soy Christian Jesus. La gran mayoría me conoceréis por mi corazón tatuado en el miembro, para los pocos que aún no han caido en la cuenta, popularmente me llaman La Besonegro. Sé que es una mala época para conseguir lo que estoy buscando, porque en verano todo quisqui anda ocupado y medio desaparecido. Sin embargo, ha llegado el momento de buscarme un maromo.

Llevo muchos años en el ambiente, he hecho de todo: desde rozarme por las farolas de Gomila en busca de clientela selecta mientras hacía de tiquetero, hasta limpiar los cuartos oscuros en tiempos de crisis. Vamos, de todo menos hacer de draxkuin. Ahora todo eso forma parte del pasado y busco un cachas que sea muy macho, porque para ser marida y mujer, prefiero quedarme a solas, la verdad.

Para empezar a describirme por dentro, lo primero es mencionar mis prisins corporales. Es un lujo superfluo engarzado en mis carnes (otro día os contaré el significado de cada uno de ellos). Mis modelos de referencia son La Pelopony, Karmele, Jorge Javier, Nacho Vidal, Mujeres y Hombres..., Padre de familia, las grandes estrellas del tarot televisivo y los realitys de pasteles.

Busco un hombre que me quiera, que me haga reir, que me retire de comerlas a dos carrillos por las saunas y los cuartos oscuros. Pero que al mismo tiempo me deje mi espacio para no olvidarme del todo de mis follamigos en los momentos en que no me sienta querido al cien por cien. Que me abrace muy fuerte cuando me sienta solo y que pase por alto mis escapadas a los urinarios para charlar con Honorio y Ceferino, dos viejos amigos con los que me sentiría culpable si desaparezco de por allí, con nuestras tertulias divertidas, pasando lista a todo el que entra.

Sé que mi media naranja está por ahí, esperando a conocerme algún día. Yo de momento me entretengo por las páginas de contactos, soy medio novio de "pollonadegym": que ni la tiene grande ni hace deporte, pero nos reimos mucho del resto de perfiles, de la gente que busca imposibles exigiéndolo todo sin haberse visto bien en el espejo. Por cierto, nunca contesto a perfiles con tios que se retratan junto con su váter destapado: ¿no os dais cuenta lo que representa eso?

Volviendo al mundo real, me echaron las cartas el otro día y la tirada salió que el amor ha de llamar a mi puerta. Yo de momento he recogido los restos de patatilla que voy dejando en el sofá por si tengo que enseñar la casa al hombre de mis sueños. No sé, ¿quizás seas tú?

No hay comentarios: