02 febrero 2017

Un invierno gay en Mallorca

Hace unas semanas fue el Blue Monday que según un señor de Wisconsin o Arkansas es el día más triste del año pero este señor hizo este estudio sin conocer a los gays solteros mallorquines que cuando llega febrero algunos ya estamos al borde de cortarnos las venas con las hojas de la Super Pop.

Aquí cuando pasa la Navidad seguimos con Sant Antoni, luego Sant Sebastià, un correfoc por aquí, otro por allá y quieras que no pero el mes pasa entretenido y no somos conscientes de la dura y cruda realidad. Cuando ya se acerca febrero llega el momento de darse cuenta de que algunos estamos más vistos que la entrevista de Pablo Motos a la Pantoja, que por la noche somos los cuatro de siempre y que sin turistas las redes sociales no nos sirven de demasiado.

Si estos días un guiri que sale de nosesabedonde aparece en Grindr es despedazado en pocos minutos por una manada de gays mallorquines con el síndrome de abstinencia sexual que en este estado no tienen amigos ni saben lo que es la solidaridad. La que pestañea pierde y sólo los más veloces y atractivos de la manada consiguenhacerse con la presa, el resto nos conformamos con los restos y seguimos soñando con que llegue Semana Santa y se anime un poco la cosa antes de ser beatificados.

No a todo el mundo le emociona la idea de ir a pasar tardes y noches enteras a la sauna o a un bar de cruising para muchas veces volver a casa con un chasco de los gigantes que te hacen sentir aún peor que antes de haber ido.

¿Cómo es posible que si según sesudos estudios hay casi un 10% de la población que es LGTBI y en Mallorca vivimos casi 900.000 habitantes al final siempre vea las mismas caras?? ¡¡Gays mallorquines!! ¿Dónde demonios os escondeis en invierno?? Salid a las calles, a los bares, a las redes sociales pero hagamos que entre todos Mallorca sea un sitio en el que los gays no vivamos en un páramo casi deshabitado y en el que no se vislumbra ni un poco de alegría hasta que vuelven los tan apreciados turistas.

Cada vez entiendo más y más a George Sand y su famoso "Un invierno en Mallorca". ¡Desestacionalización turística LGTBI ya!!

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ya te digo yo siempre en verano me follo a tres o cuatro por día así que ya te imaginarás si el verano entre que empieza i acaba la calor son unos cuatros meses échate la cuenta unos noventa por mes son treciento sesenta en la temporada estival casi los que echaría cualquiera en un año fallando una vez al día así que follar en verano que así os preparais para la temporada invernal pero lo qué pasa con eso es que cada vez quieres más i en invierno ai menos juanetes i te ace que tienes que bajar el listón así que pensar que cuando no ai ravos un buen consolador de esos de 28 ctm por 5 issss ciao.