13 octubre 2017

No todo vale por la audiencia

Súper de vómito y caca fue el programa LA LÍNEA ROJA de Cuatro en el que un homófobo recalcitrante y un gay se cambian los papeles para que cada uno viva y vea cómo es ser la otra persona ¿¿EN SERIO??

Lo de poner al mismo nivel a un homófobo y a un gay ya es de por si de puto asco y asquerosamente injusto y la falta de crítica y la ausencia de un análisis en profundidad hicieron de este programa un cuadro apestoso en el que todo se hizo por la audiencia y nada por la igualdad LGTBI.

No hay comentarios: