12 junio 2007

LA NIÑA MUERTA

¿Cómo empezar un artículo de cruising sobre una zona de Palma que se llama La Niña Muerta? Sólo con eso ya se os deberían de haber quitado las ganas de ir a buscar cacho a ese sitio pero como es evidente de que no es así seguiremos adelante…

Si vas por la carretera que va del Coll de’n Rabassa a Cala Estancia a mano derecha pasamos el campo de fútbol del Collerense y de repente empieza ahí una zona de bosque y matorrales que es la que nos trae a colación este artículo. Como os podéis imaginar al ser una zona al aire libre el momento clímax de ligoteo es durante la temporada estival que va de mayo a octubre.

En un extremo del solar encontramos una casa en ruinas abandonada, elemento muy recurrente como ya ocurre en el Dique del Oeste. Lo que tiene esta casa es que es mucho más underground pues da la sensación de que ahí dentro tiene que haber como mínimo una familia numerosa de ratas viviendo y siete u ocho yonquis pinchándose a la vez que las maricas están por ahí poniéndose el orto como la bandera del Japón. Glamouroso lo que se dice glamouroso no es.

Entre esta casa en ruinas y el otro extremo que es donde se encuentran los matorrales y canteras encontramos una especie de chabola en donde tiene pinta de vivir la familia esa tan maja de “La Matanza de Texas” que colgaban las piezas de carne en ganchos bien afilados. No recomendamos acercarse a dicha “vivienda” a pedir ni un kleenex ni papel y boli para apuntar el teléfono de lo que tú te crees que es un chulo que te acabas de tirar…¡¡Lejos!!

Y en el extremo opuesto a “estacasaesunaruina” están los matorrales y bosquecillo sobre lo que eran las antiguas canteras. Por esta zona es por donde suele haber buen tomateo y uno se encuentra algo que echarse a la boca. Como es de imaginar los días de mayor ajetreo son los sábados y domingos por la tarde mientras las mujeres y los maridos están en casa viendo “Cine de Barrio” o en el Continente haciendo la compra.

Lo dicho, pa mojar hay que mojarse y hagas lo que hagas ponte bragas....y un condón…o varios.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

En la niña muerta se hicieron un book Paris Hilton y Boy George cuando hicieron un bolo juntos en la Playa de Can Pere Antoni. Según la leyenda urbana que circula por la Vía de Cintura, esa área se llama así porque cuando cerraron las canteras, aparecieron unos despojos humanos de una niña muerta que había fallecido en las catacumbas del Black Cat, y que una secta necrófila y amante de la inmundicia la trasladaron ahí para hacer una barbacoa con ella. De hecho, yo mismo me encontré los platos de plástico y un bote de salsa barbacoa hacendaño, digo hacendado. By the way, soy el mismo autor del relato erótico de las dunas de Es Trenc y todo es verosímil y real.

Anónimo dijo...

Por cierto, Dennis Hopper (véase Matanza en Texas) campa a sus anchas por ahí y la Campanario también Campa. No confundir el caso de la niña Madeleine con la niña muerta. (Soy el de antes y no te pienso decir quién soy, Chema).

Anónimo dijo...

jajaja que weno tiooooooooooooooo jajajajaaaaaaaaaaaaaaa........

Truman dijo...

Pues es una pena no saber quién eres, se me ponen los pelos como escarpias solamente de pensar cómo trabaja tu mente calenturienta para escribir HISTORIA de la buena.

Si algún día te animas revélate y me arrodillaré ante ti ¡Oh Señor!