06 diciembre 2008

Artículo del puente by TRUMAN

Se va acercando diciembre. El mes de las fiestas por excelencia. ¿Hay algo que nos una más a los gays que las fiestas...Y los chulos?. Empieza el mes con el puente de los puentes…el de la Constitución. ¡Pobre Inmaculada! Nadie se acuerda de ella. Si es que gracias a “Dios” por fin nos estamos volviendo un país laico sobre todo por la parte que nos toca a los GLBT.

Desde que acaba el puente hasta que llega la Navidad están las tan consabidas cenas de empresa. Creo que es lo más ridículo que hay después de una despedida de soltero/a. Cuida y no bebas mucho que es cuando te sale el plumón más desorbitado y ponerte a hacer un playback de “Cómica Naranjo” metiéndole mano a tu jefe no suele ser buena idea y más cuando se te pasa la borrachera y te pones a recordar el gran ridículo que hiciste…Peor es cuando durante todo un año te lo recuerdan tus compis del curro.

Gomila se pone a reventar, LA DEMENCE es un hervidero de chulos y actuamos como si el fin del mundo estuviese a la vuelta de la esquina. Demos la espalda a la crisis, ya habrá tiempo de pensar en ella cuando nos toque subir la cuesta de enero. Este año se nos va a hacer más empinada que la cuesta que sube del Marítimo al Blackcat con unos cuantos lingotazos en el cuerpo. No hagáis caso a los que dicen que el ambiente no mola porque al final el ambiente somos todos y podemos hacer que sea lo que siempre hemos soñado de él.


Suerte que al llegar las fiestas de Navidad tienes la paga extra si no es porque te has quedado en la calle o porque tengas la paga proRATEADA y así cuentas con dinero suficiente para hacer cuatro regalitos y llegar a Nochevieja sintiéndote el rey del mundo o mejor, como Kate Winslet en la famosa escena de “Moby Dick”, perdón, de “Titanic”. Cuando llega la víspera de Reyes has engordado, tu cuenta del banco está más fistra que un chiste de Chiquito, queda todo el invierno por delante aunque como dice Fangoria “…dar pena es dar lo peor…” así que CARPE DIEM y disfrutemos de cada día…con CONDÓN