25 julio 2009

¿Gomila gay? ¡Claro que sí! by Chema Ferrer

Desde mi humilde punto de vista la polémica sobre si Gomila se convierte en un barrio “gay” o no es esteril y trasnochada. En otras ciudades ya han pasado por este momento y el resultado posterior se puede considerar positivo.

1) Llamar barrio gay a Gomila no supone crear un gueto ni una zona exclusiva exclusiva para homosexuales. ¿Alguien sabe realmente lo que significa gueto? Gueto es un barrio en el cual se margina u obliga a estar a un grupo determinado de personas (los judíos en la Alemania nazi). Quitando algún local el resto de bares y discotecas están abiertos a todo el público independientemente de su orientación sexual y para nada se busca marginar a nadie. Es más, es un proyecto integrador en el que a partir de los negocios GLBT se pretende levantar un barrio que lleva casi dos décadas en estado de coma.

2) Mientras exista por parte de determinado sector de la población una homofobia latente y patente seguirán siendo necesarios los locales de ambiente como punto de socialización de la comunidad homosexual. A todos nos gustaría vivir en una sociedad completamente integradora en la que pudiésemos vivir todos en igualdad y sin complejos a la vez que nos gustaría vivir en mansiones, tener un yate con una tripulación de chulazos incluida y no necesitar Viagra en la vida… ¡¡De ilusión también se vive!! Mientras tengamos que vivir hoy y ahora dejemos los sueños como proyectos de futuro y seamos realistas.

3) Desde aquí conmino al presidente de la Asociación de Vecinos de El Terreno para que se dé una vuelta por Chueca, el Gayxample o cualquier barrio gay del mundo y se dará cuenta de que las ventajas son mucho más numerosas que no los inconvenientes. De sus palabras se puede destilar ignorancia ante lo que se presenta como el único proyecto real de regeneración de una parte tan emblemática de Palma.

4) Estoy completamente de acuerdo en que hace falta apoyo económico y de todo tipo por parte del Ajuntament de Palma porque no se podrá conseguir esta meta solamente desde la iniciativa privada. Mientras los bares y restaurantes respeten los horarios e insonoricen sus locales no hay motivo para pensar en una mayor degradación de la zona. Además se están creando también negocios de día como restaurantes, cafés, tiendas de ropa o floristerías.

Esta regeneración de Gomila resultará positiva para los habitantes del barrio, para la comunidad GLBT, para todos los heteros gay-friendly que son mayoría, para la economía local (y la particular de los empresarios), para hacer de Palma una ciudad aún más interesante y cosmopolita si cabe.

2 comentarios:

Action Man dijo...

que ganas tenia de leerte coño!

^^
toda la razon del mundo!

Anónimo dijo...

creo que lo realmente esteril es crear un barrio gay, por favor basta de guettos y ridiculeces