16 octubre 2010

Los gays: Alérgicos a la lluvia



Hay que ver como somos de parecidos los gays a los gatos y no lo digo por aquello de la Gata Flora (que cuando se la meten grita y cuando se la sacan llora) si no por el pavor que le tenemos al agua. Ni que fuese acido sulfúrico o lejía que fuese a desteñir nuestras camisetas de Strafalarius customizadas por tu mariliendre modista.

Cada otoño pasa lo mismo, caen cuatro gotas y nos refugiamos en casa sin salir no vaya a ser que nos constipemos. ¡¡Hijas de puta!! Existen los paraguas, los hay individuales de esos que por más que lo intentes acabas mojándote la espalda y también los hay familiares debajo los cuales caben como mínimo 4 personas (abstenerse obesitas). También existen unos chubasqueros monísimos de la muerte para las más fashion victim: Prada, Etro, Donatella Versace y otros chubasqueros chungos de esos de publicidad. Y sino puedes salir con una bolsa del Pryca en la cabeza, si a las “Señoras que…” les sirve seguro que a ti también, si eres más señora que todas ellas juntas.

A los gays mallorquines (uy perdón, a los LGTB) nos tendría que pasar como a los Gremlins que si nos mojan nos multiplicamos por 27 y así al menos en invierno veríamos mogollón de caras nuevas y las mamarrachas no acabarían huyendo a Madrid o Barcelona buscando y pretendiendo ser carne fresca. Y recuerda: a un gay no se la comas después de las 12 de la noche o ya no la verás jamás de la vida y no creas que se va a convertir en monstrua porque de hecho ya lo era desde siempre.


5 comentarios:

manu. dijo...

Muy bueno chema, ya esperaba algo así. Tienes toda la razón!

Tolo dijo...

Vivan los chubasqueros de Prada

Anónimo dijo...

Si tanto quereis que salgamos mandadnos un coche a casa que nos recoja y nos traiga xD

Anónimo dijo...

Vivan las bolsas del pryca!

Anónimo dijo...

Yo estoy constipado y salgo, a ver si aprendeis de mi q me siento solo en los garitos