18 diciembre 2010

Una bonita lección

Cómo prevenir la homosexualidad en sus hijos.



Tener un hijo homosexual es el PEOR FRACASO que puede tener un padre de familia. Está comprobado que la homosexualidad surge a partir de traumas infantiles provocados por el diablo. Afortunadamente, dichos traumas pueden evitarse si los padres educan correctamente a sus hijos.
Por eso, hermanos míos, les he preparado este artículo educativo. Aquí les informaré lo que deben hacer para evitar que sus hijos sean víctimas de esa PESTE DIABÓLICA.

¿Qué es la homosexualidad?
La homosexualidad es una HORRENDA ENFERMEDAD que se manifiesta cuando el individuo, poseído por Satanás, atenta contra sí mismo sintiendo atracción por personas de su mismo sexo e incluso por niños.

Es una aberración; fuente de asquerosas enfermedades como el SIDA, la gonorrea, la sífilis y el cáncer de colon.

Además de esas enfermedades, del homosexualismo se derivan otros males que provocan estragos en las sociedades decentes. La pederastia, el ateísmo y el calentamiento global son sólo algunos de los daños que causa.

No se deje engañar, son los gays y no los sacerdotes quienes abusan sexualmente de los menores; ¿por qué cree que insisten tanto en que los dejen adoptar niños? Sólo quieren violarlos y volverlos maricones para continuar con su círculo vicioso. Además de eso, difaman a los padrecitos para hacer quedar como buenos a los gays, y lo que quieren es ganar credibilidad quitándosela a esos buenos hombres.

Pero lo peor del caso es que una persona gay queda automáticamente condenada al INFIERNO. ¿O acaso pensaban que sus antinaturales y puercos actos sodomitas serían tolerados en el Reino de los Cielos? ¡Desde luego que NO! Y eso no lo digo yo, lo dice la Santa Biblia y lo confirma la Iglesia.



¿Cómo puedo prevenir esa enfermedad?
Usted no quiere que sus muchachos terminen siendo unos perturbados sexuales. Así que si los ama y desea salvarlos, haga lo que le digo:

►Edúquelos en la fe católica.
Tras años de investigaciones, el Vaticano descubre que la Santa Virgen de Guadalupe tiene el poder de proteger a todos los católicos (especialmente sacerdotes) de la homosexualidad.
Enséñeles los sacramentos a sus hijos, llévelos a misa, azótelos y sea bueno con ellos. Una educación basada en la fe, evitará que pesquen el SIDA o alguna de esas inmundas enfermedades que les dan a los sodomitas. En pocas palabras, la fe católica no nada más salvará su alma… ¡TAMBIÉN SALVARÁ SU VIDA!

►NO les permita compartir regaderas ni dormir en tiendas de campaña con otros hombres.
La homosexualidad es altamente contagiosa. ¡¡EVITE A TODA COSTA TENER ESE TIPO DE CONTACTOS!! ¡Nada de clases de natación ni de campamentos!

►Asegúrese de que su hijo haga el servicio militar.
Hacer ejercicio, marchar, cargar fusiles y obedecer las órdenes de tus superiores, eso sí es de hombres.
Al principio no quieres ir, pero después te sientes orgulloso de servir a tu patria y de demostrar que eres macho y no un afeminado al que se le rompen las uñas. Sin duda alguna, una de las mejores épocas de mi vida fue cuando hice el servicio militar...
Esta medida es tan efectiva, que muchos empresarios exigen la cartilla militar a sus trabajadores para evitar que entren homosexuales a arruinarles el negocio.

►Busque actividades católicas para su hijo.
No permita que su muchacho caiga en el ocio. Inscríbalo en actividades católicas que fortalezcan su fe. Pueden ser pijamadas con padrecitos, cursos de azotes, clases de catecismo, cantar en el coro de la iglesia o bailar pogo-slam católico. Así estará siempre alejado del más horrendo de los vicios de Satanás.

Siga estas recomendaciones y su hijo no manchará el honor de su familia.


¿Y ellas?
El lesbianismo es menos grave que la homosexualidad del varón, pero aún así es ABERRANTE. Para cuidar a las jovencitas, haga esto:

►Mantenga a su hija en la cocina.

►Ordene a su esposa que le enseñe labores femeninas como lavar, planchar y cocinar.

►Asegúrese de que se mantenga virgen hasta el matrimonio, pues en eso radica el valor de la mujer.

►No permita que su hija trabaje ni que estudie una carrera universitaria.
Las mujeres son OBJETOS que Dios diseñó para servir a los varones. Está comprobado que el trabajo las atrofia y las vuelve lesbianas. Eso se debe a que pierden su feminidad cuando dejan las labores domésticas.

►Escójale un marido católico y conservador que la mantenga en la cocina.

¿Su hijo o hija ya se infectó de homosexualismo?
Este post sólo da las medidas preventivas, no es suficiente si la enfermedad ya corroe el espíritu de sus seres queridos.
¡Pero no llore ni se sienta solo! Salvador de homosexuales y yo nos encontramos trabajando en un artículo que hablará sobre la cura de la homosexualidad. Ése irá más allá de la prevención y le ayudará a acabar de raíz con ese HORRENDO MAL.


Estoy muy contento por haber escrito este artículo tan útil. Seguramente muchos de ustedes lo pondrán en práctica para que sus hijos no se conviertan en maniáticos sexuales que no respetan a Cristo ni al Papa.

Aquí tienen la respuesta los que se preguntaban por qué en la Iglesia Católica NUNCA ha existido la homosexualidad.

3 comentarios:

tim.ber dijo...

que fort! JAJAJAJA

Anónimo dijo...

No existio nunca, Ni la homasexualidad, ni el lesbianismo, ni la pederastia, ni el asesinato, ni la inquisicion... Nada que ojala todo el mundo se haga cura y monja asi acabamos con esta mierda de mundo,no??

Anónimo dijo...

¿Como te pasas eh? Basas tus argumentos en una bíblia que fue escrita por el hombre diciendote que has de creer en un dios superior, y ese dios es el listo que te ha engañado al escribir ese libro.
Lo de las enfermedades es correcto, pero eso de que los monjes no son los violadores... abría que mirarlo eh! Que eso del voto de castidad lo llevais muy mal y acabais desviados.