29 agosto 2011

Que hablen de uno es espantoso. Pero hay algo peor: que no hablen (Óscar Wilde)

Parece que empieza una temporada de otoño crispadita y es que los ánimos están caldeaditos y las espadas en alto. Será la depresión pre-otoñal junto con la proximidad de las elecciones, la crisis que no se va y el que algunos aún no nos hemos echado novio para pasar hasta el verano 2012 pero la tensión se puede cortar y hacer cachitos para repartir entre todos.

No, ahora en serio. Encaremos el otoño-invierno que viene de buen rollo porque si no vamos a acabar como en Puerto Hurraco...o peor. Un poco de positivismo nunca viene mal y se consigue practicando...como lo de encontrarle el punto G a un tío, pues igual. Somos los que somos y estamos los que estamos y mejor que estemos bien avenidos y en armonía y seamos capaces de reirnos de nosotros mismos...

¡¡Hala, ya lo he dicho!!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

y por que lo dices? no lo entiendo que a pasado?

Anónimo dijo...

no entiendo

Anónimo dijo...

Cuál es el mail de vuestro sitio?
Es posible poner un anuncio en el?
Mi mail es sonrapinya30@gmail.com
Gracias