20 septiembre 2011

23 de septiembre - Día de la Visibilidad Bisexual


Uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos las personas bisexuales son los prejuicios y las ideas preestablecidas en torno a nuestra realidad. El diálogo, resolver dudas, responder a las preguntas son las herramientas más frecuentes en el trabajo que realizamos el 23 S y que merecen tener un papel principal este año, hablemos pues, de bisexualidad.

Bajo ese lema, "hablemos de bisexualidad", Ben Amics organiza una mesa informativa, un punto de consulta y dialogo, el viernes 23 de Septiembre de 2011 de 10:00 a 13:00h. en plaza de España, donde poder acercarse, ser Bi-sible si se desea, pero sobre todo destruir mitos que nos estigmatizan.

¡Os esperamos!

¡Ven y... Hablemos de bisexualidad!


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo creo que uno de los elementos que hacen bastante daño a las personas bisexuales es la cantidad de personas que son homosexuales y que recurren al cuento de "soy bi", bien porque no se han aceptado aún como homosexuales, bien porque piensan que así dan más morbo por dar más imagen de "hetero". Todos estamos acostumbradisimos a escuchar a gente soltarte "soy bi", cuando todo el mundo sabe que es gay a más no poder, y que, por ejemplo, en los últimos 10 años no le has visto nunca con una tia sino siempre con tios. Diría incluso que una gran mayoría que dicen serlo, realmente no lo son, y lo dicen con alguno de esos dos objetivos mencionados anteriormente, o con los dos. Ojo, no quiero decir con ello que no existan bisexuales, claro que existen, pero son muchos menos de los que realmente dicen que lo son. Y pienso que eso repercute en la credibilidad de las personas que realmente son bisexuales, porque muchas veces ya , escuchamos "soy bi" y pensamos "si...bi......eres más maricón....". Pero claro, estamos tan acostumbrados a escuchar tantas historietas de esas, que a veces acaban pagando justos por pecadores.

Anónimo dijo...

Todo es posible en los deseos sexuales de cada uno, pero en mi caso y creo que debido a la falta de informacion, represion y falta de posibiidades, luche desesperadamente por rechazar mi posible homosexualidad. Me case con una mujer y todo bien hasta pasados doce años que me pillo un cura y me hizo ver lo que realmente era el paraiso. A partir de ese momento, no puede volver a tener realciones hetero. Este es mi caso y seguro que hay mas.