02 abril 2012

Las mari trolls

Ya sé que aquello mal de muchos consuelo de tontos y maricón el último pero no puedo evitar hablar de un tema muy recurrente en este blog y es de las críticas anónimas de las maricas malignas y perversas. Lo que quiero que os quede claro es que este defecto (porque es un defecto, no nos vamos a engañar) no es patrimonio exclusivo de los gays y es que en heterolandia el éxito también se paga con críticas viperinas y muy malintencionadas. 


Basta con dar repaso por los comentarios de los periódicos digitales de Baleares que están repletos de "trolls" poniendo verde a la persona de turno con la peor de las intenciones y con una mala leche que da miedo. El éxito se paga se paga con la crítica envidiosa e hiriente y el fracaso se paga con la humillación más absoluta como siempre sin dar la cara. ¿Es cosa del carácter mallorquín o pasa lo mismo en otros lugares?? ¿Es peor en el ambiente gay o no tiene nada que ver?? ¿Tan aburridos estamos...??


4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Has probado con el champú no llores más?

Anónimo dijo...

Bueno, este tema es una asignatura pendiente, tanto de nosotros (gays) como del resto de la sociedad. España es un país que por costumbre critica, ¿que el gobierno alemán nos visita para darnos un empujón y decirnos como mejorar los números? los comentarios son del tipo: que son unos prepotentes, que se meten en lo que no les importa etc., cuando el único objetivo es obrar de buena fe y ayudarnos. Pues eso mismo pasa en esta sociedad, que siempre tenemos que criticar, pero claro, tenemos criticas constructivas, como las que se le hicieron al Euforia (como ejemplo) cuando abrió, en relación al mas o menos acierto de color de la nueva decoración, con el objetivo (así lo veo yo) de animar o aconsejar a sus propietarios que en la próxima renovación tuvieran en cuenta otros colores o estilo, y luego están las criticas malas, malas de cojones, que son por desgracia las que en mayor o menor grado aparecen en este blog. NO es aburrimiento, es un efecto social por una parte y por la otra las diferencias que tiene un publico determinado sobre un producto en si, aunque creo que deberíamos aunar fuerzas (no me cansaré de decirlo) e intentar que seamos un piña para así demostrar que no solo de malas y criticas intenciones se abastece nuestro colectivo.
Uno más.

Anónimo dijo...

por ejemplo a ti, anonimo podemos criticarte por pedante

Anónimo dijo...

"Uno más" vive en una burbuja intelectualoide del ambiente y no se da cuenta de que está a un paso de ser "Un mari-troll más"