01 junio 2012

Empiezo junio muy caliente...

Ando muy perra, lo he de reconocer...creo que es cosa del verano que está ya a la vuelta de la esquina. Hoy he tenido que darme una vuelta por Palma y por poco no he acabado en Urgencias y es que a cada momento mi cuello se giraba como el de la niña de "El Exorcista" al ver pasar unos chulazos de barrio que no tenían nada de nada que envidiar a los muchachos de las fotos que cuelgo en el Facebook. Esos garruletes con camisetas de tirantes y "shorts" enseñando pezones, espaldas y muslos de "furgolista"...y por supuesto unas Carrera falsísimas de "Todo a 100" como remate.

 
Lo mejor ha sido un técnico de Emaya metido en una zanja a pleno Sol, sin camiseta y sudando que parecía que se le iban a borrar los tatuajes, el corazón se me ha puesto a 1000 por hora y he intentado hacerle una foto disimuladamente con el móvil cuando de repente oigo: ¡¡CHEEEEMAAA!! - Era el compañero de trabajo del Diós de Emaya e hijo de uno de mis mejores amigos y hermana de leche que por poco me pilla haciendo de paparazzi pervertido...es una lástima, os hubiese encantado el muchachillo...

Aparte del calor la edad también tiene que mucho que ver y es que el "viejoverdismo" es una enfermedad que va en aumento a medida que van pasando los años y bien llevada con las amigas puede ser muy divertida. Creo que este verano traerá grandes momentos de los que os mantendré puntualmente informados.

¡¡Bienvenido Junio!!

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Eres grande chema!!!

Anónimo dijo...

Estoy cachas y siempre me enfrento a este tipo de situaciones: babosos paralizados que no saben articular otra cosa diferente a "qué guapo eres...", listillos que te juzgan por creer que tienes el cerebro vacío para autocalmarse de que nunca van a pillar cacho con semejantes tipo de tío, y aquéllos que te llaman gordo por las mismas razones que el anterior. Suerte que en otros sitios, alejados del ambiente de Palma, hay otro nivel y se puede conversar de tú a tú con muchos más homosexuales que los típicos babosos patanes o envidiosos que te guardan rencor del malo.

Darren.

Anónimo dijo...

Oix cuanta rabia contenida

Anónimo dijo...

Hay algo peor que la vergüenza, lo peor es la vergüenza ajena. Esa vergüenza ajena que se siente al leer el segundo comentario. Comentario que está lleno de descalificaciones, rencor, prejuicios y falsas ideas. Solamente recomendarle dos cosas a la persona que a "perpetrado" ese comentario. La primera que viaje y la segunda que lea, ya que se le nota muy poco mundo y poco sentido común o sino es que lo disimula cojonudamente. Guapo no te estreses que todo llega para quien sabe esperar incluso la vejez

Anónimo dijo...

En mi opinion, estas cosas se piensas, se las guarda uno mismo, o si quiere se las comenta a un colega, pero no en publico. Este tipo de comentarios lo unico que hacen es generar rechazo...

Anónimo dijo...

yo estoy con Darren: qué se mueran los feos!!!

Margarita Fuertes Fellatios dijo...

Siento comunicarte que perdiste la ocasión para dejarte caer en la zanja, amparado en tu subida de azúcar, edad o perversiones varias. Aún así, tu columna de opinión me sorprende casi tanto, como para estar a la altura de los comentaristas. Especialmente el de Darren.
¡Darren! te entendemos, pero siempre tendrás un trabajo en Emaya.