08 septiembre 2012

Negocios ´gay friendly´ para turistas que entienden

El grupo municipal del PSM-IV-ExM y la asociación Ben Amics solicitarán a la Fundación Palma 365 la creación de un sello LGTB para hoteles y comercios con el objetivo de potenciar este tipo de visitantes

RAQUEL GALÁN. (Diario de Mallorca) Quieren poder darse un beso y acariciarse sin sentirse cohibidos ni observados de reojo. Quieren que sus hijos puedan decir "son mis mamás" o "son mis papás" sin que haya cuchicheos cuando se den la vuelta. Solo pretenden disfrutar de sus vacaciones de la manera más relajada posible, sin la tensión latente del qué dirán ni teniendo que aguantar los múltiples prejuicios que todavía existen respecto al colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, también conocido por las siglas LGTB. Por ello, el grupo municipal formado por el PSM, Iniciativa Verds y ExM y la asociación Ben Amics solicitarán a la Fundación Palma 365 que impulse la creación de un sello LGTB con el objetivo de que los negocios que quieran tenerlo se comprometan a ser tolerantes con estas personas, entre otros requisitos.

"El 98% de este tipo de turismo asegura que influye en la elección del viaje que el destino sea LGTB friendly", como afirma el regidor Antoni Noguera en referencia a una encuesta elaborada por el departamento de estudios de la Fira de Barcelona. Esta ciudad y otras cinco españolas (Madrid, Sevilla, Grandada, Tenerife y Gran Canaria) ya cuentan con dicho sello, por lo que se erigen en dura competencia de Palma si ésta quiere potenciar el turismo en temporada baja. Ahora que el nuevo gerente de la fundación, Pedro Homar, está redactando el plan estratégico que marcará un futuro turístico alejado del sol y playa, Noguera aprovecha para recordarle que el pleno de Cort aprobó por unanimidad que la entidad crease el sello.

Pese a que la presidenta de la asociación Ben Amics, Cristina Álvarez, lamenta que tengan que existir este tipo de iniciativas, "porque significa que la sociedad todavía no está completamente normalizada", espera que llegue a buen puerto, debido a que "será una garantía de que los hoteles, comercios, bares, restaurantes y cualquier tipo de negocio que tenga el sello no caerán en un comportamiento homófobo. Son espacios donde te sientes libre, sin ninguna discriminación. En lugares como Barcelona se están consolidando", destaca.

Gran oportunidad

Tal como explica el concejal del grupo econacionalista, "es una gran oportunidad para la ciudad, ya que tiene una amplia oferta cultural, gastronómica y lúdica. Si a esto le añadimos el sello LGTB, Palma se puede convertir en un importante reclamo para este turismo en un momento de crisis económica y de búsqueda de una alternativa a través de la responsabilidad social".

Algunos de los requisitos que tienen que cumplir quienes de forma voluntaria exhiban dicho sello en sus establecimientos son comprometerse a ser tolerantes en sus relaciones con los clientes LGTB, acogerles con la misma consideración profesional, tener una recepción tan respetuosa como con el resto de clientes y tratar de asesorarles sobre rutas culturales, vida gay de la ciudad y aquello que sea de su interés, enumera el PSM.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Psm, benamics...menudo tufillo...y eran estos los que no querían etiquetas? Toma pegatina

Anónimo dijo...

El sello LGTBfriendly primero se lo tiene que colgar la sede del PP de Baleares Después, lo que venga.