18 noviembre 2012

Familia somos todos

(Artículo publicado el 18 de noviembre en www.ciutat.es) Una vez más, Agustín Buades desde su púlpito del Instituto de Política Familiar (heterosexual) de Baleares ha aprovechado para arremeter contra las parejas homosexuales con motivo de la sentencia tardía del Tribunal Constitucional que equipara el matrimonio homosexual al matrimonio heterosexual de toda la vida.
Dice el señor Buades que la sentencia “desvaloriza el matrimonio” culpando así a gays y lesbianas de la profunda crisis que vive la institución del matrimonio tradicional y encontrando así un cabeza de turco a quien poder culpar de algo de lo que gays y lesbianas son totalmente inocentes.

Como un títere de la Iglesia Católica y de la derecha más recalcitrante y reaccionaria, Agustín Buades no se da cuenta de que su tiempo ya ha pasado y que su discurso pertenece al pasado, un pasado no muy lejano que un poco de suerte en España no volveremos a vivir.

Llegando a ser aburritivo, el delegado del IPFB, cercano a organizaciones ultrarreligiosas e intolerantes como el Foro de la Familia y Hazte Oír, reclama una vez más que un niño para ser feliz debe tener un padre y una madre como si eso fuera por si sólo motivo de bienestar y felicidad. Un niño lo que necesita es un hogar, una familia, cariño, comprensión, apoyo, educación y estabilidad, entre otras cosas, y eso tanto se lo puede dar una pareja de gays, lesbianas, heterosexuales como una madre soltera, entre otras opciones.

Señor Buades, deje ya de predicar el odio disfrazado de falso amor. Su cruzada no es a favor de nada ni de nadie, es en contra de las familias homoparentales y de todo lo que tenga que ver con los homosexuales. La homofobia que usted destila le ciega a la vez que le retrata. Tan católico que dice ser y ya se le ha olvidado a usted el mensaje de Cristo. Si yo fuese un niño y pudiese elegir un padre, lo que sí tendría muy claro es que usted sería el último de mi lista.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Maravilloso artículo. Simplemente un solo apunte que añadir, decir que los niños no crecen en los arboles y que si hay niños en adopción es porque una pareja heterosexual le ha fallado al niño. Asi que no creo que ser pareja heterosexual te de todas las garantías para poder criar a un niño. Y dicho esto decir que si a las parejas heteros tuviesen que pasar por el mismo proceso que mi pareja y yo estamos pasando para poder ser padres la mitad de población tendría una negativa en el certificado de idoniedad.