14 agosto 2013

Normalidad



Ayer fui a la playa con parte de mis 80 mejores amigas. Fuimos a cala s’Almonia y es Caló de’s Moro que son unas playas abiertas a todos los públicos, sin dunas para hacer cochinadas y estupendísimas. 

Ahí (entre otra mucha gente) había una pareja de chicos que no tendrían más de 20 años y por más que lo disimularan se notaba que eran algo más que amigos. Mucha mirada entre ellos, mucha sonrisa y comiendo los dos del mismo tupper ¡¡Más romántico imposible!! No he podido evitar recordar cuando yo tenía su edad y su ¿inocencia? ¡¡Eran monísimos!! Nadie en la playa se rasgaba las vestiduras y la normalidad era absoluta.

También me ha dado que pensar porque con lo que se ve últimamente en Francia, Rusia, USA, África, etc…de agresiones homofóbicas me ha hecho sentir bien y orgulloso de vivir en España hoy y ahora. Hay que darle las gracias a ZP porque por una vez fue valiente y gracias a él hoy España es uno de los pocos países donde ser gay o lesbiana no supone ninguna discriminación legal y en donde la homofobia (a pesar de hechos puntuales como lo de Gomila) cada vez es menor. 

¡Gracias José Luis!

No hay comentarios: