11 septiembre 2014

Los tríos o cuando 2+1 no siempre son 3




En el mundo de los gays hay de todo igual que en el mundo de los heteros pero la  realidad es que estamos un poco más abiertos a experimentar que el resto de los mortales. Los tríos son una fantasía de muchos (que no de todos) y merece un análisis pormenorizado. Empezaremos por los tipos de tríos:


1    Tú con una pareja

Este tipo de trío la mayoría de veces (hay soberbias excepciones) se conoce también como trío por caridad y es que suele pasar que uno de los dos de la pareja no te pone y a solas no le tocarías ni con un palo pero con tal de liarte con el chulazo de la pareja eres capaz de tener unas tragaderas inmensas y al cranco le haces lo que le tengas que hacer “todo por la patria”. Estos tríos muchas veces acaban en discusión de la pareja y malos rollos por celos y es que 2+1 no siempre son 3


       Tu pareja y tú con otro

Aquí corres el peligro de que el tercero en cuestión folle contigo por caridad y te sientas más chungo que Amador Mohedano con un apretón en la playa.  Las parejas abiertas no suelen ser igual de abiertas por los dos lados y siempre por el arco del triunfo de uno corre más corriente que por el del otro. 


        Tu y dos que no son pareja

Es el trío ideal en el que estáis los tres en igualdad de condiciones . Es el más difícil de organizar pero el que suele dar mejores resultados aunque al final siempre hay dos que congenian mejor y la balanza se inclina siempre pa un lado y has de esforzarte para estar en el bando ganador. 


        Dos activos y un pasivo

En este trío el pasivo se siento como una diosa con dos rabos sólo para él y pudiendo ser empalado a la vez por dos señores muy entregados que se van turnando para  darle placer y entre los dos activos la pasión es la misma que hay entre don Juan Carlos y doña Sofía. En el momento de la corrida el pasivo ya se vuelve loca del coño.


)      Dos pasivos y un activo

Dos pasivos juntos es como meter dos gatas rabiosas en una jaula. Serían capaz de arrancarse los ojos con tal de monopolizar el único rabo en liza. Para no aburrirse uno de los dos pasivos de vez en cuando es capaz de hacer un intento de mamada al otro mientras el activo se reparte un rato para cada uno. Este trío no es apto para activos de boquilla que a la hora de la verdad no aguantan ni medio asalto. Sólo apto para ACTIVAZOS

Lo mejor en los tríos es la versatilidad para poder hacer los famosos trenecitos tanto de ida como de vuelta y así dejarse de tonterías. Son los mejores y más morbosos aunque siempre se cojea más de un pie que del otro.


Luego hay tríos que se enamoran los tres y acaban viviendo en TRIMONIO con el rechazo de toda la sociedad, incluso de los gays que no son capaces de entender algo que se escapa a su entendimiento. No es lo mismo follar con un señor desconocido cada noche o hacer tríos u orgías que vivir enamorados cuando son más de dos. En este caso suele haber muchas parejas de maduritos que gustan de adoptar a un jovencito y convertirlo en su pupilo y darle así lo suyo y lo de su prima hasta que este se hace demasiado mayor para ellos y lo sustituyen por otro más joven, más tierno y más inocente. 


Si no has hecho nunca un trío decirte que tampoco es lo más de lo más. Puede ser muy divertido y sensual o convertirse en una experiencia desastrosa y traumática.