27 marzo 2016

Refugiándose de los refugiados by Chema Ferrer


Gays y lesbianas sirios han huído de la guerra y de la persecución tramada y ejecutada por los terroristas de Daesh o ISIS o como se quieran llamar. Día tras día leemos noticias de gays que han sido lanzados al vacío desde lo alto de edificios, lapidados, quemados y en el mejor de los casos simplemente encarcelados por su sexualidad. Ser gay en Siria, Libia o Egipto es hoy una condena segura, es vivir angustiosamente en una cárcel continua, en un armario de terror en el que ya no cabe nadie más.

La esperanza de muchos homosexuales es conseguir llegar a Europa, una Europa fría e inhóspita con los refugiados pero mucho mejor que la vida que dejan atrás. El problema de muchos de estos refugiados LGTBI es que cuando han llegado a Europa se han encontrado con el rechazo y la persecución de sus propios paisanos que no son capaces de ser tolerantes ni aún cuando han sido acogidos por países donde existe el matrimonio igualitario y en los que ser gay o lesbiana es algo casi normal. En estos campos de refugiados rige la ley del más fuerte y lo peor es que la mayoría de agresiones homófobas no son denunciadas por miedo a las represalias. Los refugiados huyen de sus países pero no dejan atrás su odio y sus prejuicios que al final pagan los más débiles.

En países como Holanda o Alemania han tenido que crear refugios exclusivamente LGTBI para proteger a gays y lesbianas sirios de los ataques homófobos de sus compatriotas. Incluso han tenido que mantener en secreto la localización de estos pisos-refugio para así evitar las agresiones de los suyos. Si los mandatarios europeos no ponen freno a estos ataques nos vamos a encontrar con un problema gordo en muy poco tiempo. Hay que exigir a los refugiados que respeten las leyes y costumbres de los países que los acogen, es lo mínimo que se les puede y debe pedir. El que no entienda que en la Unión Europea la homosexualidad es legal y está aceptada por la mayoría de la población debería pensárselo dos veces antes de venir.

 http://www.ibizadiario.info/noticia/21817/opinion/refugiandose-de-los-refugiados.html

No hay comentarios: