21 octubre 2006

CHUECA.COM (Baleares) - 1ª PARTE

Para entrar al canal de Baleares del chat de Chueca.com hay que armarse de paciencia, valor y tener mucha mano para torear al personal que suele estar ahí metido. Antes de entrar hay que saber que el 99% de las conversaciones y proposiciones son sexuales. Si alguien busca al amor de su vida que mejor se vaya al Cristo de La Sang o que rece a Santa Rita.

Los nicks son muy variopintos:

1) Los guarros: LACHUPOYA, metemela28, meame_fist, correteenmibocayamismoquesinomedaalgo,…
2) Los románticos: busco_novio, algoserio, FARTdeSEXE,…
3) Los geográficos: CALAratjada22, pasivoPORTOPI, sonrapinyadelcoño,…
4) Los mentirosos: 23ctmsPALMA, superwapo30,…

Se entiende que en el chat como al escribir sms la gente escriba ahorrando letras y de manera especial pero hay una gran cantidad de maryjanes que deberían hacer un curso de ortografía antes de hacer el ridículo en público. No se escribe pasibo, ni aora boy, ni muchas más cagadas que parecen de analfabeta burra y no olvidarse que delante de pe y be eme pondré. ¿¿Qué hicisteis en el colegio durante las clases de lengua española??

Normalmente en horas punta suele haber siempre las calientapelotas del chat. Cuatro maricas amargadas despotricando e insultando. Se echa de menos un webmaster como había en el IRC para expulsar a los que insultan y ofenden. Lo peor es que luego les ves en el Blackcat o La Demence y son super cuadro de feas y mujeronas que les das un bofetón que les tumbas. A la cara són más cobardes que Scooby-Doo.

No hay que olvidarse que el chat también es un servicio público en el que muchos chaperos (ahora se les llama RENTBOYS que suena más fashion) se anuncian y esperan ahí a que caigan sus presas. Muchos de ellos de profesionales tienen muy poco, lo que pasa es que el hambre hace estragos y pagar el alquiler es una necesidad a cubrir y hay que buscarse las habichuelas como sea.

Hay que destacar que al menos sobre la pantalla (y muchos también sobre la cama) se olvidan del SIDA y otras ETS muy divertidas también. En el chat podemos fantasear y guarrear todo lo que queramos y más pero en la práctica no hay que olvidarse de usar el condón y evitar las prácticas de riesgo. No está el horno para bollos.