20 diciembre 2006

MARY CHRISTMAS

Un año más llegan las fiestas navideñas que nos vuelven mucho más locas si cabe. Parece que en Navidad es obligatorio divertirse, amar a todo el mundo y ponerse como cerdas comiendo turrones y mierdas varias.

Seguro que te estás muriendo de ganas ya de las cenas y comidas de Nochebuena, Navidad y…. Segunda Fiesta que es el día en el que se engullen los restos de comida que han quedado de los otros días y los gays nos arrastramos de tanto comer, beber y salir de fiesta como perracas. ¡Qué bonitas son las reuniones familiares! Que buen rollito cuando tu tío te suelta en la mesa: -¿¿A ver cuándo te echas novia?? – y en ese momento tu madre te mira con cara de haberse comido un limón y solamente te apetece meterle el árbol de Navidad por el culo al subnormal del hermano de tu madre pa ver si así se da cuenta que tiene un maricón de los pies a la cabeza por sobrino. Al final de las fiestas desearás con todas tus fuerzas ser huérfano o ermitaño.

Después de la cena de Nochebuena y que haya pasado Papa Nöel por casa (sin dejarte ningún regalo que te guste) vas a misa por quedar bien con la familia y porque es tradición escuchar la Sibil.la (que es como un travesti cantarín) anunciando el Juicio Final. Para hacerlo más divertido lo ideal sería poner a la Jimmy o a Willy Canela haciendo un playback de la Sibil.la en la Catedral y montar un cuarto oscuro en la capilla que ha decorado Miquel Barceló y hacer una orgía con los monaguillos.

En Nochevieja te vistes ridículamente con el mismo traje de todos los años, solo cambia la corbata y la camisa de H&M y luego vas a alguna fiesta “privada” de tropecientas personas (99% heteros) previo pago de una barbaridad y media o acabas en el Black Cat o La Demence con un colocón del 15 y al día siguiente te despiertas con un dolor de ojete tremendo y sin acordarte del señor mayor que te folló aprovechándose de tu estado de embriaguez.

Y por último viene la fiesta de Reyes. Has de comprar regalos para todo el mundo: tus padres, hermanos, el chico que llamas novio y que hace sólo 2 semanas que has conocido, tu abuela y como no: a los sobrinos y ahijados. ¿Qué sería de un gay sin sus sobrinos? A falta de pan buenas son tortas. Y te das cuenta que te has quedado sin un euro, que es enero, hace frío, has engordado como Natascha Kampusch y tu novio te ha dejado porque necesita tiempo para saber que es lo que quiere y te quedas con el culo al aire...FELIZ 2007

3 comentarios:

Anónimo dijo...

feliz Navidad, Pigüi.
Soy el fan nº1 de tu Blog!

Truman dijo...

Feliz Navidad y Feliz 2007 (no se me ocurren rimas tan bonitas como con el 2005)

Gracias por seguir el blog, así dan más ganas de seguir adelante con todo esto.

Bsos

Anónimo dijo...

a mi si se me ocurren rimas con el 2007...x ejemplo tiroritirori por el ojete (que vulgar)
FELIZ NAVIDAD