30 enero 2012

Un invierno en Mallorca


Estoy hasta el toto de oir y leer a amigas y conocidas diciendo que se aburren como ostras y que en invierno en Mallorca se lo pasan peor que George Sand (la pobre casi se cortó las venas). Aquí van algunas sugerencias para pasarlo de la mejor manera posible:

Ir a Valldemossa o a Ca'n Joan de s'Aigo a tomar chocolates con coca de patata hasta acabar ciegas por la diabetes o con obesidad mórbida.

Mirar una y otra vez los perfiles de GayRomeo, Gaydar, Bakala y Grindr por si acaso alguien ha cambiado alguna de sus fotos y así ser de los primeros en verla. Es igual de emocionante que sentarse delante de una kentia y mirar a cada momento si le ha salido alguna hoja nueva...

Salir el sábado la noche y acabar tan borracha del mundo mundial que el domingo no tengas ganas de hacer nada y así como quien no quiere la cosa pasas el día medio muerta y te plantas en el lunes casi sin darte ni cuenta. La borrachera también te servirá para no recordar la cara del cranco con el que te enrollaste la noche anterior.

Meterte en Facebook a mirar las fotos de la gente que ha salido de marcha y criticarlas hasta que incluso te falte el aire...y sentirte "falsamente"aliviado porque tú te quedaste en casa viendo a María Antonia Iglesias en La Noria

Si tienes novio quedarte en casa o irte a una casa rural alejados de las arpías malignas que sólo quieren estropear vuestra relación de ensueño. Piensa que si te quedas soltero en invierno perderás gran parte de tu sex-appeal y volverás al magro mercado de la carne mallorquina cada vez más escasa en la isla y más cotizada en otros lares.

Podrías plantearte sacarte el Graduado Escolar o hacer un curso de guitarra de CCC (902202122) y así redecorar tu currículum que cabe en una octavilla y aun así sobra espacio.

Irte casi todos los findes a Madrid o BCN y ponernos verdes a las maris mallorquinas: que si somos lo peor, que somos un cuadraco, que somos unas paletas a tu lado, que estás hasta el coño de ver las mismas caras (como si a nosotros nos emocionase ver la tuya) y colgar las fotos y aventuras en Facebook para que todos podamos ver lo completa y mujer de mundo que eres.

Ir al gimnasio, meterte en Proyecto Hombre, hacerte travesti, ciclarte como una absurda, montar una ONG y un piso para mujeres maltratadas, aprender mallorquín, menorquín, ibicenco y formenterense, y muchas más cosas que puedes hacer para pasar el invierno mallorquín de la mejor manera posible...¡¡el que no se entretiene es porque no quiere!!

5 comentarios:

TITO DELUXE dijo...

JAJAJJA ME ENCANTA CHEMA JJAJAJAJA

TITO

Anónimo dijo...

Me encanta tu ironia, pero por lo que leo tambien reconoces que esto en invierno es peor que vivir en despeñaperros...(seguramente habrá mas ambiente que aquí).
En cuanto a las que se van a Mad o Bcn a pasarl el finde...acaso tu no las hecho? o es que cuando vas por ahi no te comes un colín y estas dolida por los que si lo hacen??.
Att: UNA MARICA MALLORQUINA ABURRIDA.

Truman dijo...

Además de leer deberías aprender a interpretar lo que lees (que es un pelín más complicado) y sí, me has pillado, es envidia y dolor...¡¡no soporto la felicidad ajena!!

Anónimo dijo...

El otro día tropecé con esta curiosa receta tradicional mallorquina, y como en Navidad nos apetece mucho el pavo, una carne sabrosa, he pensado prepararla para vosotros (y para mí, claro). He visto muchas versiones, algunas incorporando incluso piñones y otras hierbas, y la que he cocinado es muy sencilla y fácil de hacer. Esta es la receta de escaldums, guiso de pavo con almendras.

Además me recuerda mucho a los guisos malagueños donde también se usan mucho las almendras, aparte del ajoblanco, claro, como las albóndigas en salsa de almendras, uno de mis platos preferidos.

Ingredientes, 4 personas

500 gr. carne de pavo (pechuga en trozos), 40 cc. Aceite de oliva virgen, una cebolla grande, 2 dientes de ajo, 40 gr. almendras peladas, una hoja de laurel, 2 tomates maduros, 250 cc. vino blanco seco, 250 cc. caldo de pollo, sal, pimienta molida.


Elaboración

Aunque puedes añadir las almendras ya molidas al guiso, yo he optado por ponerlas enteras y luego triturar la salsa un poco.

Primero salpimienta generosamente la carne de pavo, troceada. Procura que sean trozos algo grandes, luego reduce mucho. Saltea la carne en una cazuela de fondo grueso, removiendo hasta que quede bien dorada. Aparta.

En la misma cazuela, con el aceite sobrante, añade la cebolla y los ajos picados finos, dejando que se cocinen unos 8 minutos, o hasta que la cebolla quede tierna. Añade las almendras y sigue cocinando 4-5 minutos a fuego vivo.

Incorpora ahora el tomate, pelado y troceado, el vino blanco y el caldo de pollo, dejando cocer unos 10 minutos a fuego medio, tapado. Tritura con la batidora, pero sin excedernos, de forma que quede una salsa espesa pero con textura, como si hubiéramos usado el mortero. Personalmente no me gustan las salsas muy pasadas, emulsionadas, prefiero que conserven trozos de las verduras y las almendras, pero eso ya es cuestión de gusto personal.

Anónimo dijo...

jajajajaja me ha encantado... Chema nunca me cansaré de decirte que eres lo mas!
Firmado: Un Cuadraco!