19 junio 2018

Polonia y los arcoiris

Buenos días. Pues resulta que en Varsovia decidieron poner una escultura de un arcoiris gigante pero por lo visto a muchos señores muy católicos de esos de ¡¡Juan Pablo segundo te quiere todo el mundo!! y de muy de las derechas esto de los arcoirises no les hacía mucha gracia y una y otra vez quemaban el arcoiris para demostrar que en Polonia los arcoiris no tenían cabida. Lo que pasa es que el poder del amor es más fuerte que el del odio y al final a alguien se le ocurrió que esa escultura podría ser de luz en vez del material inflamable con el que lo hacían y desde entonces los polaquitos y polaquitas de Varsovia pueden disfrutar del arcoiris como Dorothy en “El Mago de Oz” y los asesinos de arcoiris están que rabian con tanto color y diversidad. Colorín colorado este cuento ¿Se ha acabado?

No hay comentarios: